miércoles, 31 de diciembre de 2008

Mike Lee's selection for 2008

Último post del año 2008, año en que este blog, a punto de celebrar su primer aniversario, inició sus andanzas por la bloggosfera. ¿Y que mejor forma para despedir el año que con una recomendación de películas estrenadas a lo largo de él? Debido a temas de distribuidoras, la lista se encuentra dividida en dos partes, películas de 2007 que se estrenaron en 2008 y películas propias de 2008. ¡Vamos con la selección!

2007-2008

*Juno: las películas indie están de moda, y una vez cada año alguna nos da una grata sorpresa. En esta ocasión fueron Ellen Page y su atípica familia, cortesía del director Jason Reitman.
*Sweeney Todd: Tim Burton regresó con un sangriento musical en el que desplegó su peculiar estética contando, como es habitual, con una espectacular actuación de Johnny Depp entre otros grandes actores.

*La Noche es Nuestra: película de James Gray que pasó un tanto desapercibida. Sin embargo, en ella podemos disfrutar de inquietantes atmósferas y una buena historia sobre la mafia y la familia con actores de la talla de Joaquin Phoenix, Mark Wahlberg o Robert Duvall.

*La Niebla: el genial Frank Darabont sorprende de nuevo y , como es costumbre, a partir de un relato de Stephen King Darabont desarrolla una inquietante historia en la que los seres humanos dan más miedo que los propios monstruos. Cine con mayúsculas.

2008

*Iron Man: tras varios despropósitos, Marvel sorprendió con una adaptación decente del vengador dorado plagada de guiños a los cómics en la que Robert Downey Jr. interpretaba a la perfección a Tony Stark y desvelaba el ambicioso futuro proyecto de la Casa de las Ideas: la Iniciativa Vengador.

*Appaloosa: en su segunda película como director, Ed Harris nos trae un western que combina elementos clásicos del género con una banda sonora única, actores impresionantes, una buena historia y diálogos ágiles y contundentes.

*El Intercambio: Clint ha vuelto, ¡y de qué forma! En esta ocasión nos cuenta la lucha de una madre, encarnada por una sorprendente Angelina Jolie, a finales de los años 20 por encontrar a su hijo desaparecido, búsqueda en la que hay más implicado de lo que parece.

*Tropic Thunder: Ben Stiller destaca una vez más como director, guionista y actor en esta disparatada comedia sobre la situación del cine actual, llena de guiños a otras películas y que cuenta con actores como Tom Cruise o Robert Downey Jr. en papeles un tanto "especiales".

*WALL·E: la imaginativa película de Pixar de este año nos cuenta la odisea espacial de cierto robot adorable que lanza unos cuantos contundentes mensajes sobre el estado de nuestro planeta. Entrañable e impactante al mismo tiempo.

*El Caballero Oscuro: sin duda alguna la película del año, Christopher Nolan desarrolla su versión realista de Batman en este filme, repleto de detalles, que cuenta con una historia llena de giros, una magnífica dirección y geniales interpretaciones por parte de todos los actores entre muchos otros puntos a su favor. Esperemos que se lleve algún premio, porque se los merece con creces.

Una vez hecho este repaso, ¿cómo se percibe el año 2009?

Pues cargado de estrenos. A principios de año llegarán numerosas películas que aspiran a los Óscars como son Milk o Revolutionary Road mientras que Clint actuará y dirigirá al mismo tiempo en la esperada Gran Torino. En el ámbito de las adaptaciones comiqueras, Punisher y Lobezno asaltan las salas con fuerza, mientras que Watchmen sufre problemas legales que peligran su estreno. También llaman la atención títulos como la cuarta parte de Terminator o la versión de Star Trek de JJ Abrams, y esperemos que por fin se estrenen títulos como What just happened? o The Bank Job.
De momento, sólo queda desear un feliz 2009 desde What's the rumpus?

lunes, 29 de diciembre de 2008

The Spirit: la locura de Frank Miller

Cuando hace unos cuantos meses llegó el primer tráiler de The Spirit, la estética tipo Sin City que mostraba junto con cambios en el uniforme del superhéroe levantó cierta polémica, pero nadie se esperaba el resultado final de la película. Ante las reacciones de protesta de los fans, Frank Miller declaró en varias entrevistas que había decidido embarcarse en la dirección de esta película porque no quería que nadie más se ocupase del personaje de su maestro Will Eisner, hasta pidió perdón por su primer tráiler diciendo que la película era mucho más colorida de lo que aparentaba. Tras meses de espera y un par de extraños tráilers en los que aprecía Samel L. Jackson como el villano Octopus, al que nunca se le ve la cara en los cómics, daba la impresión de que la película se tomaría ciertas licencias respecto a la obra original pero que Miller sería capaz de contar una buena historia incluyendo sus particulares monólogos interiores.
Después de haber visto la película, ésta resulta una completa locura en la que Frank Miller ha hecho con el personaje de Eisner lo que le ha dado la real gana. No es que haya cambiado ciertos detalles, algo admisible en cualquier adaptación, sino que ha realizado su propia versión de Spirit que poco o nada tiene que ver con la original. Así, este Spirit tiene ciertos poderes sobrehumanos y se ve envuelto en una trama relacionada con objetos mitológicos que busca su extravagante enemigo, Octopus, quien es un mundo aparte dentro de la película.
Interpretado por un desbocado Samuel L. Jackson, este villano tan pronto adopta una estética japonesa con katana incluida, se viste de general nazi o se convierte en un brillante genetista que desarrolla el suero del supersoldado y crea unos estúpidos esbirros. Con este y otros personajes Miller crea una alocada historia que mezcla elementos de diferentes obras suyas como Batman, Daredevil (el enorme parecido entre Sand Saref y Elektra) y Sin City y hace algunos guiños al mundo del cómic tipo el chiste sobre Robin o el camión Ditko. Además, aprovecha la ocasión para añadir más bromas como son la aparición del dinosaurio, el destino de cierto gato o la batalla final y llena la película de frases absurdas como "Estás tan muerto como Star Trek", de forma que lo único que se echa en falta es que alguno de los personajes recite el célebre "I'm the goddamn Batman".
En cuanto al reparto, aparte de Sam Jackson haciendo de las suyas sin control, poco se puede decir del resto de actores en una historia tan disparatada como ésta. Si acaso destaca Sarah Paulson como una correcta Ellen Dollan y recalcar la importancia del papel de Paz Vega, que sólo aparece cinco minutos.



Tal vez lo único digno de mención sea el apartado técnico, con una ambientación tipo Sin City que resalta la ciudad como personaje y ciertos colores.
¿Cuál era la intención de Frank Miller con esta película? Está más que demostrado que puede desarrollar muy buenas historias, sin embargo con esta película no me queda claro si quería mostrar su propia versión del personaje o si quería parodiar a Spirit y los superhéroes en general. ¿Qué dirá en futuras entrevistas?
En definitiva, con esta sucesión de disparates Frank Miller ha creado la mejor comedia de superhéroes hasta la fecha, porque reírte te ríes un rato. Y eso que todo apunta a que habrá segunda parte...

sábado, 27 de diciembre de 2008

Cuidando los detalles (II): El Intercambio

Continuando con el especial iniciado con el post dedicado a Appaloosa, hoy tenemos otra película que sorprende por su impecable realización y el cuidado puesto en los detalles: El Intercambio.
Clint Eastwood vuelve con otra gran película, algo a lo que nos tiene acostumbrados últimamente. En esta ocasión la historia está ambientada en la corrupta ciudad de Los Ángeles a finales de los años 20, donde Christine Collins tiene que enfrentarse a la desaparición de su hijo sin poder contar con la ayuda de la policía, que sólo busca dar una buena imagen de la que carece. A lo largo de la película asistiremos a la desesperada lucha de Christine y veremos cómo, mientras ella gana algunos aliados, la situación se complica al descubrir todo lo que se esconde detrás de la desaparición de Walter, su hijo.
A una historia muy bien contada tenemos que sumar la impresionante actuación de Angelina Jolie como Christine Collins, que poco se parece a las que nos tiene acostumbrados. Para acompañarla tenemos un grupo de secundarios más que correctos, entre los que destacan John Malkovich como el reverendo que ayuda a Christine y cierto psicópata sin escrúpulos. Junto a unos personajes tan bien definidos merece una mención aparte la lograda ambientación, con todo tipo de trajes, vehículos y hasta ranchos que ayudan a sumergir al espectador en la época en que sucedió la historia.
El bueno de Clint no sólo dirige tan bien como es habitual en él, sino que se dedica a componer una acertada banda sonora, ideal para la película y época en que se desarrolla. Como curiosidad mencionar que el guión lo firma JMS, quien realizó una larga etapa de Amazing Spider-man justo antes de la llegada de Mefisto y el reseteo.
En definitiva, una buena película en todos los sentidos, por lo bien contada que está la historia, los personajes e interpretaciones de actores y su trabajada ambientación. Y como Eastwood es mucho Eastwood, en breve volverá a los cines con Gran Torino, última película que dirige y protagoniza al mismo tiempo. Parece ser que se ha aplicado el dicho de Christine Collins: "Nunca empieces una pelea, pero siempre termínala".

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Pardillos: Primera Temporada

Está más que claro que la serie Perdidos ha supuesto toda una revolución en el modo actual de desarrollar las series para la televisión con sus personajes variados e intensas tramas que según avanzan generan más misterios en lugar de resolver los que ya había, lo que hace que los seguidores esperen con más ansias de las normales los siguientes episodios. De hecho, su primera temporada puede considerarse una obra maestra, ya que contiene multitud de momentos memorables, unos dramáticos y otros épicos, y dejó tan alto el nivel que las temporadas siguientes lo han alcanzado sólo en contadas ocasiones. Así, para todo amante de esta excepcional serie y de su primera temporada en particular, el cómic Pardillos resulta un regalo imprescindible estas Navidades.
Como ya comenté anteriormente, el pasado Expocómic tuve ocasión de conocer a su autor, AZA, en persona, quien me dedicó el cómic con un gracioso Said-Bender, alias Mohammed, uno de los personajes que aparecen en esta primera y alocada temporada de Pardillos. A lo largo de las 40 páginas del cómic podemos disfrutar de innumerables parodias y guiños no sólo a míticos momentos de Perdidos, sino a numerosas series y películas en general, por lo que no debemos extrañarnos si a media lectura nos encontramos a Bender, Darth Vader, algún que otro Hobbit o cierto doctor televisivo. Además, el cómic está recomendado por JMV, todo un experto en esto de las parodias, ¡¿qué más se puede pedir?!
Para darle más mérito si cabe a esta primera temporada, el autor se ha autopublicado, proceso complicado donde los haya. Esperemos que la segunda temporada, que actualmente publica el autor en su blog, no tarde mucho en salir recopilada como acaba de hacer la primera.
Finalmente, sólo queda decir míticas frases como "He mirado al corazón de la isla y lo que vi, lo que vi, no seré yo el que te lo diga" o el clásico "¡¡¡WOOOOOOOLT!!!"

lunes, 22 de diciembre de 2008

Cuidando los Detalles (I): Appaloosa

Con este post comienza un especial dedicado a dos películas estrenadas recientemente que sorprenden por el nivel de detalle y el cuidado con el que están realizadas: Appaloosa y El Intercambio.
En cuanto a la primera, se trata de la segunda película en que el actor Ed Harris ejerce de director, ¡y de qué forma! Appaloosa se une a las escasas pero logradas películas enmarcadas en el género del lejano Oeste americano que se hacen actualmente del tipo El asesianto de Jesse James por el cobarde Robert Ford o El tren de las 3:10, y como tal reúne elementos clásicos como pistoleros en busca de suerte y justicia, pueblos-calle, salones de típicas puertas, locomotoras a vapor, encuentros con indios, frías miradas, sombreros, rifles, revólveres Colt y duelos al amanecer.
A todos estos elementos hay que sumarles una buena historia que nos presenta a la pareja protagonista, Virgil Cole y Everett Hitch, dos pistoleros que recorren pueblos del lejano Oeste para impartir el sentido de la justicia y el orden a sus habitantes. De este modo llegan a Appaloosa, donde se enfrentarán al despiadado Randall Bragg y deberán hacer frente a situaciones que nunca antes se les habían presentado. Para dar vida a estos personajes tenemos al duro y a la vez enamorado Ed Harris, el cada vez más camaleónico Viggo Mortensen y el siempre eficaz Jeremy Irons. A este trío de lujo hay que sumarle la presencia de René Zellweger como la dama que pondrá la situación patas arriba y la de Timothy Spall haciendo de las suyas. Para acompañar a esta historia perfectamente ambientada tenemos la excepcional banda sonora de Jeff Beal, ideal para la película y sus desoladores parajes.


En su conjunto, Appaloosa aporta frescura a este género a la vez que respeta elementos clásicos. Tensos enfrentamientos con los disparos justos y necesarios para la ocasión, diálogos ágiles y contundentes, reflexiones morales sobre la amistad, la justicia y el modo de impartirla, su lograda ambientación, buenos actores y una más que adecuada banda sonora hacen de Appaloosa una película más que recomendable en la que se nota el esmero con que está realizada.

domingo, 21 de diciembre de 2008

De premios y celebraciones

Éste es un post especial: ¡What's the rumpus? celebra ni más ni menos que 100 posts publicados hasta la fecha, desde su creación a principios de 2008! ¿Y qué mejor forma de celebrarlo que con un premio?
Pues sí, además de celebrar el citado número, What's the rumpus? ha recibido un Premio Symbelmine por parte del más que recomendable A Steve Buscemi Blog, cuyo autor, Mr. Shhh, nos ha dedicado unas amables palabras al otorgarnos el citado galardón:
"What's the rumpus?: Por su selectiva mezcla entre cine y cómics, y al igual que los dos anteriores Mike Lee escribe muy bien. Un blog que prácticamente vio nacer a éste."
Además, para recibir dicho premio es necesario seguir una serie de reglas:
1. Elegir 7 blogs o sitios de Internet que hayas decidido premiar también y enlazarlos en el post escrito.
2. Escribir un post mostrando el premio, citar el nombre del blog o web que te lo regala y notificar a tus elegidos con un comentario.
3. Opcional: Exhibir el Premio en tu blog.
Bueno, en mi caso no tengo tanta autoridad como para entregar siete premios, así que haré una humilde mención a dos blogs que merecen ser recompensados por el esfuerzo de sus autores:
-Las Entidades' Universe, por el mérito que tiene continuar un blog estando de Erasmus en Italia.
-Ultimate Y's Blog, por sus variadas recomendaciones comiqueras y la ya clásica sección "El vídeo de la semana".
Finalmente gracias a Mr. Shhh por habernos entregado el premio, esperemos que el blog aguante otros 100 posts como mínimo y, dadas las fechas,
¡Felices Fiestas!



viernes, 12 de diciembre de 2008

Las interminables Guerras Clon

Esta más que claro que la saga Star Wars es una de las más rentables de la historia del cine no sólo por el dinero que las películas recaudaron en taquilla, reestrenos y DVD, sino por haber inventado el concepto de merchansising tal y como lo conocemos y haberlo explotado al máximo.
Así, tenemos centenares de figuras correspondientes a innumerables ediciones y series, libros que cuentan historias anteriores y posteriores y un sinfín de artilugios más, pero todo tiene un límite, que en este caso son las Guerras Clon, que parecen ser interminables. Ya en la trilogía original se las mencionaba al recordar Obi Wan como luchó al lado del padre de Luke en ellas, y con los Episodios II y III pudimos disfrutar de su inicio y conclusión con todas sus importantes consecuencias. Como complemento, Genndy Tartakovsky realizó una serie de animación con su peculiar estilo que contaba los hechos ocurridos entre estas dos películas y servía de unión entre ambas. Los dos volúmenes de la serie, si bien no eran imprescindibles para seguir la historia de las películas, resultaron bastante curiosos para ver detalles que sucedían entre ambos episodios como el nombramiento de Anakin como Caballero Jedi, la aparición del Conde Grievous o el por qué del comienzo del Episodio III.
Además, surgió una entretenida serie de cómics que contaba más batallas ocurridas en estas guerras y algún que otro videojuego muy logrado en el que podías manejar un comando clon de operaciones especiales. Hasta aquí bien, surgen una serie de complementos a la saga original entretenidos pero prescindibles, como es normal en estos casos. Lo que ya carece de sentido alguno es la aparición de la película de animación estrenada este verano sobre las Guerras Clon y la serie que continúa donde ésta lo dejó.




Como no podía ser de otra forma, la historia ocurre entre los Episodios II y III (¿cuánto tiempo transcurrió entre ellos que dio para tanto?) y en ella se narran más batallas que no aportan nada nuevo en absoluto, son todo situaciones ya vistas en las que los Jedis se enfrentan al Conde Dooku, el General Grievous y los separatistas. Estas historias resultan especialmente absurdas si al hecho de que ya sabemos cómo terminarán le sumamos algo tan contradictorio como que Anakin tenga una aprendiz llamada Ashoka, cuya presencia resulta molesta e incongruente a más no poder, pues se trata de un personaje creado para esta serie al que ni se menciona en las películas. Para colmo, la animación no es nada resultona sino más bien un tanto convencional, por lo que los atractivos que presenta la serie son más bien escasos.
En definitiva, podemos echarnos a temblar no sólo por esta desastrosa serie sino por los rumores sobre la intención de George Lucas de realizar otra serie para contar los inicios del Imperio y la Rebelión entre los Episodios III y IV y la supuesta Indiana Jones V. De verdad, Georgie, ¿por qué no te inventas otra saga innovadora y dejas de explotar las existentes?

sábado, 6 de diciembre de 2008

Crisis en las figuras infinitas

Con la llegada de los fascículos típicos del mes de septiembre surgió una colección que sorprendió a muchos gratamente. Se trataba de figuras de plomo de personajes de DC Cómics y empezó por un logrado Batman al precio de 4€. Tras esta primera entrega, llegó Superman por 8€ y a partir de él el resto de figuras cuestan 11€ y salen cada 15 días. Cada figura viene acompañada de un interesante fascículo que cuenta la historia del personaje, recomienda algunos cómics importantes del mismo, habla sobre sus aliados y enemigos y de paso desvela algunos detalles acerca de la historia de su publicación o de las armas que emplea.



Esta colección supera con creces a la que lanzó Planeta DeAgostini hace unos años de figuras Marvel, puesto que las de DC son de mayor tamaño y calidad de detalles además de estar mucho mejor pintadas. Aunque es una ocasión única para conseguir reunir a varios personajes de cómic, el elevado precio de las entregas unido al hecho de que son quincenales y de que la colección se compone de ni más ni menos que 50 figuras hace difícil poder adquirir todas, así que habrá que seleccionar con cuidado las próximas adquisiciones. De momento, las expuestas en la foto están muy logradas, así que esperemos que alguna más pueda unirse a ellas.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Un Equipo Fantástico

Sin duda alguna, la creación de Los 4 Fantásticos supuso todo un cambio en el modo de ver a los superhéroes que propició la aparición de los grandes personajes de Marvel. Así, esta primera familia de la Casa de las Ideas introdujo el concepto de héroes humanizados presentando personajes con preocupaciones derivadas de sus habilidades como en el caso de Ben Grimm o que incluso llegaban a casarse y tener hijos tan poderosos como los del matrimonio Richards.
Los 4 Fantásticos han vivido numerosas y memorables etapas con grandes autores, siendo mi favorita los más de 100 números realizados por Stan Lee y Jack Kirby. Ahora, uno de los equipos creativos más aclamados del momento toma las riendas de esta clásica serie: Mark Millar y Bryan Hitch, quienes ya impactaron con su reinvención de Los Vengadores en los dos primeros volúmenes de The Ultimates.
En cuanto al primero, este guionista destaca por su estilo directo y cinematográfico, ágil como pocos. A parte de proyectos independientes y algunos trabajos para DC, en Marvel ha ofrecido sorprendentes resultados como el macroevento Civil War, los inicios de Ultimate X-men, su genial etapa en Lobezno, la serie Marvel Knights: Spider-man, Kick Ass o la mencionada TheUltimates junto a Bryan Hitch. Y es que Millar no podría pedir un compañero mejor que el detallista Bryan Hitch, con un estilo realista y tan elaborado que más de una vez le ha proporcionado problemas con las fechas de entrega y publicación.
Aunque de momento sólo he tenido ocasión de leer su primer número en los 4F, este equipo presenta una historia entrañable y familiar en la que Millar parece tener intención de desarrollar una trama con numerosos elementos de ciencia ficción mientras que el dibujo de Hitch adquiere un tono menos oscuro de lo habitual manteniendo el nivel de detalles al que nos tiene acostumbrados.

Esperemos que esta pareja dé los buenos resultados que prometen en una colección tan emblemática como la de esta gran familia que vive en el edificio Baxter.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Expocómic 2008

A pesar de varias dificultades, Mike Lee consiguió desplazarse hasta Expocómic en nombre de What's the rumpus?, aunque sólo fuera un rato. El panorama se presentaba de lo más interesante con autores de la talla de Bryan Hitch y Mike McKone, exposiciones sobre The Spirit, multitud de stands y muchas más cosas.

Dejando de lado la diferencia de temperatura entre el exterior y el recinto junto con momentos de inmensas aglomeraciones, el ambiente era el ideal para un evento de este tipo: montones de fans disfrazados dispuestos a hacerse una foto contigo, stands en los que buscar material a diferentes precios, concursos, sorteos, firmas y ¿gente regalando abrazos?
Tras recoger ciertos números de Ultimate Spider-man que daban con la entrada, no tardé mucho en darme cuenta de que el nuevo sistema de pedir un número para poder obtener un dibujo de los autores y yo no nos llevábamos nada bien por una sencilla razón: las colas y esperas se multiplicaban por dos frente al sistema tradicional . De este modo, a pesar de no conseguir ningún dibujo debo agradecer a The Korinthian que Mike McKone me dedicase el número 1 de Los Jóvenes Titanes.
También aproveché la ocasión para saludar a algunos compañeros de +QCómics y descubrir un cómic realmente increíble que comentaré próximamente: Pardillos, que resulta indispensable para todo fan de la conocida serie de J.J. Abrams y sorprende por el mérito que tiene su autor AZA, al haberse autopublicado. Hablando del autor, pude conocerlo en persona y me dedicó el cómic con un divertido dibujo de uno de los protagonistas.
En definitiva, aunque instalen sistemas de firmas con los que no acabo de congeniar, Expocómic sigue suponiendo una cita indispensable para los aficionados por un buen número de razones.

sábado, 22 de noviembre de 2008

2X1: Red de mentiras y Gomorra

Salta a la vista que el ritmo de actualizaciones en el blog se ha reducido considerablemente. Entre eso y la cantidad de estrenos que llegan a los cines, en este post comentaré dos películas como ya ha ocurrido anteriormente, siendo esta vez Red de Mentiras y Gomorra:
Red de Mentiras
Tras la genial American Gangster, Ridley Scott y su predilecto Russell Crowe vuelven con una nueva película en menos de un año desde el estreno de la anterior. En esta ocasión Scott deja de lado el duelo entre Frank Lucas y Richie Roberts y trata un tema muy actual al centrar su película en las operaciones de la CIA en Oriente Medio para destapar una célula de terrorismo islámico. Con las guerras de Irak y Afganistán como fondo, la película plantea interesantes reflexiones acerca de la situación y todo aquel que está envuelto en ella de alguna manera.
Así, se nos presenta una trepidante historia llena de giros escrita por el guionista William Monahan (quien escribió también el de Infiltrados) en la que los personajes se engañan mutuamente con tal de conseguir sus propios objetivos, dejando la profesionalidad de lado en más de una ocasión e ideando complicados planes. Al ritmo ágil de la trama, la labor de Scott en la dirección y los desérticos parajes en los que está filmada hay que añadirle las interpretaciones de sus dos protagonistas, Leonardo DiCaprio y Russell Crowe.
En cuanto al primero, se encarga de un papel en el que ha demostrado desenvolverse muy bien en sus anteriores películas, Diamante de Sangre e Infiltrados, el de un agente de campo que tiene que arriesgar su vida y pasar por numerosas dificultades con tal de cumplir la misión que le ha sido asignada. Más increíble aún resulta la transformación sufrida por Crowe para encarnar a su personaje: un obeso alto cargo de la CIA que se pasa el día comiendo a la vez que habla por el manos libres de su teléfono móvil y elige el destino de la misión que él mismo dirige a su manera. Un tipo irónico, que mira siempre por encima de sus gafas y al que poco le importa decidir qué pasos deben seguir sus subordinados mientras él continúe con su vida cotidiana.

A pesar de todos lo puntos que tiene a su favor, a Red de Mentiras le faltan algunos ingredientes para alcanzar el nivel de su predecesora, American Gangster. Puede que esto se deba a la rapidez con la que se ha realizado la película para tratar un tema de la máxima actualidad posible. Aún así, resulta más que recomendable frente a otros estrenos.
Gomorra
Esta película italiana premiada en el festival de Cannes intenta demostrar la realidad social de la Camorra y su influencia pretendiendo ser un documental y contar varias historias a la vez, y es ahí donde falla estrepitosamente.
Resulta admirable que quieran denunciar una serie de hechos relacionados con la corrupción existente, pero la película es demasiado lenta y la historia no está nada bien contada. Desde el principio se nos presentan cinco historias completamente independientes en las que las únicas tomas existentes son primeros planos en los que vemos el cogote de los personajes(todos ellos bastante sosos) y poco más, lo cual resulta mareante y conlleva que en el momento en que vemos un plano general sintamos un alivio repentino. Estas cinco historias se desarrollan a paso de tortuga sin relación alguna entre ellas teniendo todas finales devastadores que pretenden servir de denuncia social. Además, el film carece de banda sonora y la única música que escuchamos son las canciones de gasolinera que los personajes ponen en la radio.
En definitiva, la intención cuenta, pero es igual de importante desarrollar una historia y saber contarla.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Estirpe de villanos

En los cómics es habitual encontrarse como villanos una serie de arquetipos como por ejemplo científicos locos con ansias de poder, ricos empresarios que elaboran complicados planes para la dominación mundial, alienígenas venidos de planetas lejanos o mafiosos intocables que controlan los bajos fondos de una corrupta ciudad. Entre todos ellos y sus múltiples características hay un grupo cuyos principios hielan la sangre en las venas y su mera presencia resulta inquietante. Por si esto fuera poco su existencia está basada en hechos históricos: ni más ni menos que en la división del III Reich que se dedicaba a buscar objetos místicos que pudiesen otorgares poderes arcanos para cumplir sus oscuros planes. Un ejemplo muy representativo son los enemigos del intrépido aventurero Indiana Jones en su primera y tercera película, en las que se enfrenta a comandos nazi que buscan el Arca de la Alianza y el Santo Grial con fines bélicos. Pues bien, en los cómics encontramos villanos de este tipo basados también en este hecho histórico.
Sin duda alguna el más conocido de ellos es Cráneo Rojo, enemigo por excelencia del Capitán América al que se enfrenta desde la Segunda Guerra Mundial. Se trata de un personaje frío y calculador, capaz de maquinar complicados planes y conspiraciones y que además en numerosas ocasiones ha buscado objetos de enorme poder como el cubo cósmico. Por si esto fuera poco, no está sólo, sino que cuenta con todo un séquito de personajes que apoyan su causa y aspiran a alcanzar su maldad como el primer Barón Zemo, su hija Pecado, Arnim Zola, Aleksander Lukin o el Doctor Fausto, responsables estos últimos tres de los acontecimientos de la genial etapa actual del Centinela de la Libertad.


Este tipo de villanos cobra también mucha importancia en Hellboy y su brillante spin off AIDP. De hecho, el demonio investigador de lo paranormal llegó a nuestro mundo gracias a la división nazi formada por Rasputín y sus secuaces que empleaba magia oscura en busca de poder. Pero su papel de villanos no acaba con los planes acerca del Ragnarok y Hellboy como su desencadenante, sino que van más allá con todo el asunto de la segunda Llama Negra que aparece en la citada AIDP y es heredera de esta clase de personajes de maldad sinfín que harán todo lo posible por hacerse con el poder, cueste lo que cueste.

viernes, 7 de noviembre de 2008

No es como dicen en The Ultimates

Aunque pueda parecer un tanto desconcertante, la frase del título se refiere a Robert Downey Jr., actor que goza de enorme popularidad actualmente. A pesar de ganar un Globo de Oro y convertirse en un actor realmente prometedor, su carrera no siguió el rumbo esperado y cada vez era más difícil verle en papeles adecuados para él debido a ciertos escándalos protagonizados por el actor.
Tras algún que otro acierto como su aparición en Buenas Noches y Buena Suerte, quien fuera novio de Ally McBeal regresó con fuerza como el periodista de Zodiac, película dirigida por David Fincher que gira entorno a la obsesión por encontrar a un misterioso asesino en serie. A partir de ese momento, nuevas ofertas llegaron y Downey Jr. tuvo la oportunidad de demostrar su talento interpretativo en el gran éxito que supuso Iron Man. En esta película, el actor refleja a la perfección la personalidad de Tony Stark, acercando el personaje a los espectadores, hasta tal punto que puede decirse que él es el Iron Man cinematográfico. En Marvel han sabido aprovechar la situación de forma que cuentan con Downey Jr. para dos entregas más del vengador dorado y la esperada The Avengers, además del cameo final de El Increíble Hulk que aporta consistencia al ambicioso proyecto de trasladar el Universo Marvel a la gran pantalla.
Tras Iron Man, el actor encarna al hilarante Kirk Lazarus en Tropic Thunder, la recién estrenada gran comedia de Ben Stiller. Su personaje no es ni más ni menos que un prestigioso actor tipo Daniel Day-Lewis que se prepara tanto para sus papeles que es capaz de someterse a cirugía para convertirse en un sargento afroamericano. El resultado es realmente increíble, con un irreconocible Downey Jr. al que incluso se propone como candidato a los premios de la academia como mejor actor secundario.


Después de estos papeles, al actor le llueven las ofertas y, a parte de las citadas secuelas de Iron Man y The Avengers, en estos momentos se encuentra inmerso en el rodaje de la versión de Sherlock Holmes dirigida por Guy Ritchie. ¿Será un actor estadounidense capaz de interpretar al detective británico por excelencia?
Aún es pronto para saberlo, pero lo que sí está claro es que ya no es válida la frase de Nick Furia en The Ultimates al referirse a su propia nariz: "esta nariz está más machacada que Robert Downey Jr."

sábado, 1 de noviembre de 2008

La serie más irreverente de la televisión

Cuando nos referimos a la serie de animación por excelencia que satiriza el modo de vida norteamericano, todos pensamos inmediatamente en Los Simpson. Sin embargo, esta mítica serie ha encontrado un firme competidor que, si bien no alcanza el nivel de la familia de Springfield, utiliza el humor absurdo como pocas con los ya famosos pasajes tipo "Esto es peor que cuando...", aunque en ocasiones tiene bromas un tanto subidas de tono. Se trata, cómo no, de Padre de Familia, el gran éxito de Seth McFarlane.
Durante las cinco primeras temporadas de la serie, ningún actor, director, político, celebridad o sector de la sociedad se salva de ser ridiculizado con ingeniosas bromas que poco tienen que ver con el argumento del capítulo, generando momentos míticos como los capítulos de Petoria y la PTV, la colosal coreografía de Shipoopi (que demuestra que en esta serie los guionistas tienen libertad para hacer lo que les dé la gana), las peleas con el pollo o el duelo entre Peter, Brian y James Woods.
Pero claro, una vez terminadas las cinco temporadas, comenzó la repetición de capítulos como si del fenómeno que Los Simpson sufren en Antena 3 se tratase, de modo que se echaban en falta nuevos y disparatados gags, a parte de que la segunda serie de Seth McFarlane, American Dad, está muy lejos de alcanzar el nivel de su primera creación y no cautiva tanto a los espectadores como Peter, Lois, Stewie, Chris, Meg, Brian y compañía.
Afortunadamente, la sexta temporada llegó para alivio de los fans de forma espectacular. El primer capítulo era ni más ni menos que un especial de 40 minutos dedicado a homenajear y parodiar a la vez La Guerra de las Galaxias, resultando ser, posiblemente, el mejor capítulo emitido hasta la fecha. Pero ahí no acaba lo bueno, sino que en esta nueva temporada las situaciones que vive la familia Griffin de Quahog son cada vez más disparatas con capítulos como el especial Stewie kills Lois/Lois kills Stewie, la boda de Meg, el hijo humano de Brian, el retorno de James Woods o incluso Long John Peter, parodia de ciertos piratas caribeños.
Una vez más han demostrado que pueden mantener e incluso mejorar el nivel de las temporadas anteriores, así que esperemos que la serie mantenga el ritmo y continúe sorprendiendo.
Hablando de nuevas temporadas, aprovecho la ocasión para anunciar que el próximo lunes +QCómics retoma sus andanzas por la bloggosfera, y que en entre los nuevos miembros se encuentra quien firma este post, deseoso de escribir para este conocido blog.

martes, 28 de octubre de 2008

El mito continúa con o sin el Capitán

Anteriormente en What's the rumpus? comenté la situación actual de la serie Capitán América y cómo sorprende e innova a cada número. Pues bien, dado el desarrollo de la misma, puede decirse que me veo obligado a referirme a ella de nuevo.
Si el crossover Civil War suponía una astuta jugada por parte de Marvel para reflejar la situación política estadounidense a través de la sutil metáfora del Acta de Registro Superhumano y todas sus consecuencias, Capitán América refleja la crisis económica e hipotecaria actual, eso sí, relacionada con la trama que la serie desarrolla, si bien esto no impide que retrate las reacciones de los ciudadanos ante la situación de la banca y la bolsa.
De este modo, la colección del Capi pierde parte de su carácter superheroico en favor de oscuras historias de espionaje que giran entorno a los retorcidos planes de un grupo de manipuladores y distinguidos villanos como son Cráneo Rojo, enemigo por excelencia del Capitán; Aleksander Lukin, el Doctor Fausto y Arnim Zola, quienes planearon el asesinato del emblemático Steve Rogers entre muchas otras cosas.
Para hacer frente a esta amenaza, el aclamado guionista Ed Brubaker nos presenta a un conjunto de personajes secundarios como Bucky, Sharon Carter, El Halcón y hasta el mismísimo Tony Stark, cada uno con un papel destacado, que en ausencia de Rogers deberán hacer todo lo posible para honrar la memoria de su amigo y evitar que el grupo de villanos se salga con la suya.
Junto con una complicada trama llena de giros y ágiles diálogos, Brubaker sorprende al final de cada número al revelar hechos desconocidos hasta el momento y sus inesperadas consecuencias, que dejan a los lectores pendientes de la salida de la siguiente entrega.

Mención especial merece el increíble dibujo de Steve Epting, de estilo realista y oscuro, ideal para los ambientes en los que tiene lugar la historia. Además, junto a Alex Ross es el autor del nuevo traje del Capitán América, que se adapta a la atmósfera negra del cómic e incluye nuevos elementos como son la pistola y el cuchillo en compañía de los colores clásicos, ahora con brillo metálico en sustitución de la famosa cota de mallas.
En definitiva, una serie más que recomendable y de lo mejor que Marvel ofrece. Aunque el regreso de Steve Rogers parezca inevitable, de momento será mejor sumergirnos en la absorbente historia que Brubaker y Epting nos ofrecen.

viernes, 24 de octubre de 2008

Doble Sesión: La Conspiración del Pánico y Max Payne

Con la invasión de títulos a las carteleras estos días por las películas veraniegas que aún no se han estrenado por aquí y las propias de la estación, se hace difícil elegir entre qué títulos merece la pena ver y siempre queda la duda de si habremos acertado. Así que con este número de estrenos, en el post de hoy tenemos dos reseñas en una que pueden revelar algún que otro detalle sobre el argumento (¡Atención, Spoilers!):
La Conspiración del Pánico
Cuando dos desconocidos se ven atrapados en una situación que escapa de su comprensión al verse perseguidos por el FBI, juntos deberán descubrir quién está detrás de todo y con qué propósito han sido escogidos para cumplir las órdenes que una extraña voz les dicta por teléfono.
Con esta historia comienza La Conspiración del Pánico, cuyo título original Eagle Eye resulta más lógico dada la trama, y en ella disfrutamos de una dirección trepidante, que mantiene un ritmo frenético y entretiene a lo largo de su duración.
Tal vez algunos aspectos de la historia puedan parecernos poco originales al recordarnos a otras películas, como por ejemplo a Minority Report (se nota la labor de productor de Spielberg en ese aspecto) y Enemigo Público (a cuyo póster se asemeja el de La Conspiración) por el tema de un protagonista desconcertado y perseguido; a otro filme de Will Smith como Yo, Robot por la identidad del villano e incluso a la saga de Terminator por compartir este villano motivaciones con el famoso Skynet. Aún así, la película consigue entretener hasta el último momento si bien la primera parte del filme resulta más original al desconocer por completo los personajes y espectadores la identidad de la misteriosa voz que llama por teléfono a los protagonistas.
Hablando de la pareja protagonista, Michelle Monaghan y Shia La Beouf, este último resalta especialmente en su papel, en el que consigue emocionar y demostrar lo bien que le sientan este tipo de películas. Para perseguir a esta pareja tenemos a Billy Bob Thorton, que se suma a los puntos fuertes de esta película junto con la banda sonora y las ideas que plantea sobre la pérdida de privacidad frente a las nuevas tecnologías empleadas para fines que sobrepasan la seguridad.
En definitiva, pese a las semejanzas con otros títulos resulta recomendable por entretenida y su prometedor protagonista.

Max Payne
La adaptación de uno de los primeros videojuegos en incorporar el tiempo bala que haría famoso Matrix y tanto se emplea en el cine actual cuenta la historia de un policía neoyorkino en busca de los asesinos de su mujer e hijo para ajustar cuentas. A pesar de la mala acogida que está recibiendo, la película resulta entretenida, si bien no alcanza el nivel esperado.
Mark Whalberg encarna al citado personaje sumido en una intriga policial que le llevará a relacionar la muerte de su mujer con quien menos se lo espera y descubrir una enrevesada red de narcotráfico. Además de Whalberg, quien nos ofrece papeles brillantes como el de Infiltrados u otros más comunes como el de Shooter y Max Payne, el reparto lo componen en su mayoría actores televisivos como Mila Kunis (la voz original de Meg Griffin) o Sucre (que en esta ocasión no busca a Maricruz) junto con la nueva chica Bond Olga Kurylenko y un irreconocible Chris O'Donnell (¿Robin, eres tú?)
La película emplea una atmósfera oscura y policíaca similar a la de Sin City, eso sí, sin llegar al estilo visual de ésta, con constantes nevadas y la voz en off del protagonista narrándonos la historia, además de unas estrafalarias alucinaciones causadas por cierta droga relacionada con mitos nórdicos.
Puede que su mayor problema sea que se esperaba una pelícla que redefiniese el modo de adaptar videojuegos a la gran pantalla, y en su lugar se suma a la fórmula que han seguido otras sagas como Resident Evil sin aportar muchos elementos nuevos.
Habrá que esperar al título que redefina este sub-género de adaptaciones de éxitos en las consolas.

viernes, 17 de octubre de 2008

Más que cómicos, Actores

En numerosas ocasiones conocidos cómicos son desprestigiados por la crítica y calificados como bufones sin talento interpretativo que buscan la risa fácil. Sin embargo, algunos de estos cómicos han probado su valía con interpretaciones que nada tienen que ver con las películas a las que nos tienen acostumbrados. He aquí algunos ejemplos.
En El Show de Truman Jim Carrey, quien hiciera la desternillante La Máscara entre muchas otras comedias, nos ofrece la que posiblemente sea la mejor interpretación de su carrera. La película trata sobre el inocente Truman, un hombre que vive en un programa de televisión que cuenta su vida sin siquiera saberlo y que poco a poco se da cuenta de la farsa y decide rebelarse. La cinta reflexiona sobre diversos y profundos temas con Carrey dando lo mejor de sí mismo al recitar la famosa frase: "Y por si no nos vemos luego, buenos días, buenas tardes y buenas noches".
También tenemos el caso de Will Ferrell, quien ha realizado comedias no muy recomendables como Elf o Embrujada y nos ha sorprendido en la original Más Extraño que la Ficción. En este filme Ferrell interpreta a Harold Crick, un monótono inspector de hacienda cuya vida cambia al escuchar una voz que narra todos los acontecimientos de su vida y le anuncia su repentina muerte. A lo largo del filme, Harold descubrirá nuevas emociones y se encontrará con pintorescos personajes interpretados por Emma Thompson, Maggie Gyllenhaal y Dustin Hoffman. Como pasaba con Jim Carrey, Will Ferrell ofrece su mejor actuación hasta la fecha en esta imaginativa película.
También tenemos a Steve Carell, que ya demostró lo camaleónico que puede llegar a ser con papeles como los del tío de Pequeña Miss Sunshine y recientemente nos ofreció una historia familiar e independiente en Como la vida misma.

A parte de éstos, hay muchos otros actores a los que les acusan de estar encasillados en el género cómico y que, para asombro de todos, demuestran que la risa es sólo otra de las muchas emociones que son capaces de transmitir.

domingo, 12 de octubre de 2008

¡Como un Fénix, desde las cenizas!

Uno de los aspectos más desconcertantes de la polémica saga que se desarrolla en Amazing Spider-man: Brand New Day es la resurrección de Harry Osborn , antiguo amigo de Peter Parker que cayó presa de la maldición de Norman Osborn, su padre y el Duende Verde original. Cierto, también hay un reseteo que parece eliminar multitud de historias arácnidas, pero esto de traer de vuelta a personajes que perecieron en conmovedoras historias no es nada nuevo para Marvel.
Uno de los casos más conocidos y explotados es el de Jean Grey y el Fénix. Al poco tiempo de iniciarse como guionista mutante, Chris Claremont desarrolló la transformación de la pelirroja en la entidad cósmica para finalmente dar un dramático giro que cogió desprevenidos a todos los lectores: por el bien del Universo y todos los seres que amaba, Jean acabó con su vida para deshacerse de la Fuerza Fénix. Este hecho tuvo numerosas e interesantes repercusiones en todos los miembros de la Patrulla X durante un buen tiempo, hasta que presiones editoriales forzaron una desdeñable vuelta atrás pese a la rotunda negativa de Claremont. Con la llegada de Factor X volvieron los X-Men originales, por lo que Jean Grey caminaba de nuevo junto a su querido Scott gracias a una historia recurrente sobre no-muertes y animaciones suspendidas durante un tiempo no determinado. Esto sólo supuso el comienzo de muchas más idas y venidas de la Fuerza Fénix y Jean Grey, resultando ya habituales e intrascendentes las muertes de la mutante pelirroja.
Este fenómeno se ha aplicado a multitud de personajes en Marvel, como por ejemplo a Norman Osborn, quien regresó para justificar una mala etapa de Spider-man y de paso desprestigiar toda la emotiva saga relacionada con la muerte de Gwen Stacy.
En otras editoriales como DC tampoco se quedan cortos, y sin ir más lejos traen de vuelta a Jason Todd debido a farragosas explicaciones relacionadas con las Crisis que tanto publican. Así, una vez más no se respeta el espíritu de una buena saga como es Una Muerte en la Familia y todas las consecuencias que tuvo en las sucesivas historias del hombre murciélago.
Afortunadamente, también encontramos el caso opuesto, personajes que vuelven de forma creíble por el tratamiento que los autores dan a la historia. En este grupo se encontrarían el esperado regreso de Coloso a Astonishing X-Men y la reaparición de Bucky como Soldado de Invierno en la nueva etapa del Capitán América, produciendo una de las colecciones actuales más interesantes.

Tras el misterioso regreso de Harry Osborn en Brand New Day, no sería de extrañar que más personajes muriesen y resucitasen haciendo perder importancia a las historias en que esto ocurre, por lo que puede que dentro de poco reaparezcan Karen o Gwen Stacy en el Universo Marvel o Superboy en DC sin dar ninguna explicación y continuar con esta tradición editorial.

sábado, 4 de octubre de 2008

Tropic Thunder: La Guerra de Ben Stiller

Frente a las constantes producciones de más que dudosa calidad en el género cómico como son todos los derivados de Scary Movie, se agradece que de vez en cuando se estrenen desternillantes y entretenidas comedias , entre las que destacan las que protagoniza el actor Ben Stiller. Así, tenemos momentos memorables de películas como Los Padres de Ella; con el genial enfrentamiento Stiller/DeNiro; Zoolander y la desternillante sátira del mundo de la moda; Y entonces llegó ella, con la "danza de la lluvia" y las "lágrimas de cocodrilo" de Philip Seymour Hoffman; las peripecias de Dúplex o el Va-poo-rize y el Hombre J de Envidia, entre otras un poco menos entrañables como la reciente Noche en el Museo.
Ahora Stiller nos sorprende al encargarse de la dirección, el guión, la producción y del papel principal de Tropic Thunder, sátira sobre el mundo del cine actual con infinidad de guiños, referencias y cameos estelares. Resultan increíbles sus facetas de guionista y director, pues el ritmo de la película no para en ningún momento, provocando un buen número de carcajadas y sonrisas de complicidad en los espectadores.
Resaltan los personajes protagonistas y sus notables parecidos con casos reales. Tenemos un pintoresco grupo de actores intentando rodar la película bélica más cara de la historia formado por la estrella de películas de acción Tugg Speedman (una especie de Stallone), el polémico comediante Jeff Portnoy (similar a Eddie Murphy) y el galardonado actor Kirk Lazarus, quien se prepara para sus papeles como si de Daniel Day-Lewis se tratara y es capaz hasta de someterse a un cambio de pigmentación en la piel para interpretar a un sargento afroamericano. Acompañando a este singular trío interpretado por Stiller, Jack Black y un desternillante Robert Downey Jr. (¡quién diría que Iron Man se volvería negro!) están el rapero Alpa Chino, Nick Nolte y un sinfín de secundarios con apariciones estelares como el decidido productor encarnado por Tom Cruise o Matthew McConauhey como el agente de Speedman, papel inicialmente destinado a Owen Wilson, amigo de Stiller que suele colaborar en sus películas.
Este simbólico grupo de personajes sirve a Stiller para ridiculizar todos y cada uno de los aspectos del cine actual: desde tipos de actores hasta adinerados productores, pasando por directores, encargados de efectos especiales, películas basadas en libros, agentes, ayudantes de producción y un sinfín más de aspectos de Hollywood. También hay que destacar los constantes guiños no sólo a películas bélicas como Apocalypse Now, Platoon, La Chaqueta Metálica o Rambo, sino al cine en general como son la discusión sobre cómo hacer de retrasado en la gran pantalla, las referencias a otros filmes como Tigre y Dragón o incluso a la recientemente estrenada Kung Fu Panda, además de los nominados a los Oscar de la escena final y los geniales tráilers iniciales cuidados hasta en el detalle de qué productora es la responsable de cada película. Incluso la música de Tropic Thunder ha sido empleada en otras películas anteriores.
Junto a las apariciones estelares mencionadas, también están los cameos de Tobey Maguire o Jennifer Love-Hewitt entre muchísimos más, que contribuyen a crear una comedia divertida y ágil como pocas que contiene numerosos guiños y sutiles detalles que harán las delicias de los espectadores.

miércoles, 1 de octubre de 2008

La Torre Oscura II: La Llegada de los Tres

En este segundo volumen retomamos la historia justo donde se quedó en El Pistolero, con Roland meditando en la orilla del mar tras su encuentro con el misterioso Hombre de Negro. Pero la calma y tranquilidad son escasas en este mundo fantástico, así que el Pistolero se ve obligado a continuar su búsqueda cumpliendo las profecías de su enemigo y enfrentándose a monstruosas langostas entre otras adversidades.
Una vez leída esta segunda parte de la saga La Torre Oscura, el primer volumen parece ser una introducción a la historia que comienza en éste, ya que en El Pistolero se nos presenta al personaje principal y el extraño mundo que habita mientras que es en el segundo donde realmente empieza su enigmática búsqueda de la Torre Oscura.
El mayor inconveniente de esta segunda parte son las largas digresiones respecto a la trama principal, puesto que al viajar entre mundos a veces nos alejamos demasiado del terreno del Pistolero para adentrarnos en historias de mafiosos, una mezcla de Doctor Jeckyll y Mr. Hyde con la lucha por la igualdad racial en EEUU y finalmente con el relato de las andanzas de un asesino que encajan con sucesos narrados en este libro y el anterior. Así, aunque resulta bastante original cómo cambia por completo el tono de la historia, en ocasiones se separa bastante de la historia principal y parece que la novela se alarga demasiado.
Sin embargo, en La Llegada de los Tres Stephen King introduce a un montón de personajes nuevos y bien diferenciados entre ellos, cada uno de una clase social con un habla particular, de forma que se relacionan entre ellos y con el Pistolero de diferentes formas a lo largo del libro. Además, King cambia constantemente el punto de vista según qué personaje sea más importante en cada momento, lo cual ayuda a los lectores a mejorar su idea de la psicología de cada uno de los protagonistas. También resuelta muy curioso la cantidad de referencias a la cultura norteamericana que se incluyen en la historia (la aparición de elementos que El Pistolero desconoce por completo como la aspirinas, la coca-cola, el Keflex o los taxis), así como a películas y otros libros de King como por ejemplo El Resplandor.
Siguiendo la estela de la entrega anterior, continúan los simbolismos con respecto a la profecía en torno a las cartas y los personajes que representan y deben ser invocados por el Pistolero en su viaje (El Marinero, El Prisionero, La Dama de las Sombras y La Muerte), el significado de la Torre Oscura y el viaje entre diferentes mundos y tiempos, acerca de los cuales poco se explica.


Aunque la acción termine justo en uno de los momentos más interesantes, puede desanimar un poco el saber que hay otros cinco libros más que componen la saga de Roland y su búsqueda de la Torre Oscura, así que esperemos que mantengan el nivel, la magia y el absorbente misterio de los dos primeros.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Los Extraños: Vuelve el miedo a lo desconocido

Dado que los estrenos en el cine de terror actual se componen en su mayor parte de remakes de cintas orientales y secuelas de Saw, se agradecen películas, como la genial La Niebla o El Incidente, que aporten algo nuevo al género. Con Los Extraños sucede algo parecido.
La película nos presenta a la pareja formada por Liv Tyler y Scott Speedman decididos a pasar el fin de semana en una apacible casa de veraneo situada en medio de ninguna parte, lejos de toda civilización. La situación se complica cuando a las 4 de la mañana un grupo de enmascarados comienza a acosarlos sin motivo aparente, convirtiendo su estancia allí en una auténtica pesadilla.
Aunque el argumento pueda no parecer muy innovador, la película tiene una serie de puntos a su favor. Bryan Bertino debuta en su primer filme como director y guionista ofreciendo una historia que mantiene en tensión al espectador hasta el final, sin abusar de salpicones de sangre ni muertes escabrosas como es costumbre en muchos otros títulos del género. A pesar de algún que otro temblor de la cámara, la dirección y actuaciones son correctas y convincentes, y junto con una fotografía repleta de tonos ocres y oscuros consiguen plasmar el horror por el que pasan las víctimas de tan inquietantes acosadores.
Es en ese aspecto donde se encuentra el mayor atractivo de la película: en los Extraños en sí. En ningún momento sabemos nada sobre ellos, ni sus motivos, ni el método que siguen, nada en absoluto, lo que hace que sus acciones sean aún más espeluznantes. Ni siquiera conocemos los rostros que se ocultan bajo las siniestras máscaras que llevan (y que recuerdan al Espantapájaros de Batman), de forma que cada espectador puede elaborar su propia teoría acerca de ellos al terminar la película.

Además, aparecen notables guiños a otras películas como El Resplandor (hachas rompiendo puertas) o Halloween entre otras. Eso sí, visto el éxito de su estreno en EEUU el 30 de mayo, se rumorea que al director le llueven los encargos y que puede que entre ellos esté una secuela de Los Extraños, dadas la frase y escenas finales.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Especial Batman: Un equipo de lujo para el Señor de la Noche

Para terminar el especial dedicado al hombre murciélago con motivo del éxito de su nueva adaptación cinematográfica, El Caballero Oscuro, hoy en What's the rumpus? echaremos un vistazo a las colecciones actuales de este singular superhéroe:
Por un lado, tenemos la etapa de Grant Morrison en Batman acompañado por Andy Kubert y J. H. Williams III en las ausencias del primero. Durante los números realizados por este equipo creativo hemos sido testigos de una serie de aventuras un tanto atípicas, como es normal en lo que a Morrison se refiere, como por ejemplo la saga Batman e Hijo, todo el asunto de los imitadores de Batman, la reunión del Club Internacional de Héroes o alguna que otra decepcionante historia breve escrita a modo de relato. Una pena que esté a punto de comenzar la enésima resurrección de Ra's Al Ghul, con lo bien que quedaba Talia como sucesora de su padre y la inclusión del personaje de Damian.
Mientras, en la otra colección por excelencia del Caballero Oscuro tenemos un acercamiento completamente diferente al personaje y sus villanos. En la legendaria Detective Comics nos encontramos con historias autoconclusivas de carácter detectivesco escritas por Paul Dini, todo un especialista en la materia al haber sido guionista de la magnífica serie de animación de Batman y haber escrito la deslumbrante trama de Amor Loco junto a Bruce Timm. Así, en Detective Comics este excepcional guionista tiene a Don Kramer como dibujante (responsable también de algunos de los números de Un Año Después), quien, aunque en ocasiones dibuja rostros un tanto extraños, es capaz de aportar una atmósfera oscura a las historias y los villanos y su estilo refleja el ágil ritmo de los guiones de Dini.
De esta forma, el citado equipo creativo ofrece historias breves pero intensas que acentúan la faceta detectivesca de Batman y poco a poco muestran una serie de relaciones entre el murciélago y todos los secundarios y villanos que pueblan la ciudad de Gotham. Juntos han convertido al Pingüino en el propietario del para nada sospechoso Club Iceberg, el Acertijo es ahora un eminente detective privado, han traído de vuelta a Scarface y un nuevo Ventrílocuo y son responsables de una de las mejores historias recientes sobre el Joker, además de una serie de apariciones de personajes habituales en sus tramas como son Marchetti y Mr. ZZZ.

También tenemos las portadas en blanco y negro de Simone Bianchi para aumentar la calidad de estos números, los cuales demuestran que para ofrecer buenas historias no es necesario escribir sagas divididas en infinidad de partes sino tratar a unos personajes tan conocidos como se merecen y aportar nuevos aspectos a sus aventuras.

viernes, 19 de septiembre de 2008

WANTED: Buscando a Mark Millar

Cuando nos encontramos con una película de este tipo, varias pueden ser la reacciones según cómo nos tomemos la película en sí. Por ejemplo, hay una serie de películas de acción exagerada al máximo que en absoluto pretenden ser realistas y creíbles, sino hacer cómplices a los espectadores para ofrecerles pasar un rato de lo más agradable. Es el caso de muchas de las películas de Robert Rodríguez, como Desperado, Spy Kids o Planet Terror, a las que muchos dedicarán palabras poco educadas al habérselas tomado en serio y esperar historias creíbles. Con Wanted (que por cierto está producida por Marc Silvestri y su editorial de cómics Top Cow) ocurre algo similar.
Todas las acciones de los miembros de la Fraternidad de asesinos son inverosímiles a más no poder, así como los abundantes efectos especiales. Si nos tomamos en serio todo lo que ocurre, la película nos parecerá una sucesión de acrobacias de lo más exagerado, disparos imposibles y ríos de sangre. En cambio, si participamos del juego que los responsables del filme nos proponen, disfrutaremos de impactantes escenas de acción junto con una buena dosis de humor.
En cuanto a la historia, está basada en un cómic del famoso guionista Mark Millar, cuyas obras se caracterizan por su estilo cinematográfico (con diálogos breves y ágiles, ideales para la gran pantalla) y el desarrollo de personajes canallas y sin escrúpulos. Prueba de ello son el tono que adquirieron sus etapas en Ultimate X-men y The Ultimates o su nuevo gran éxito, Kick Ass, sobre un chico obsesionado con los superhéroes hasta el punto de convertirse en uno de ellos y que será llevada al cine contando con Nicholas Cage como uno de los personajes. En cuanto a Wanted, la película mantiene los personajes y el tono del cómic original pero cambia la sociedad de supervillanos por una de asesinos con habilidades especiales, con cambio de las características y coloridas mallas incluido. Además, cuenta con giros interesantes que aportan emoción a la historia.
En cuanto a los actores, Angelina Jolie presta su imagen a Fox y Morgan Freeman (¡Es Lucius Fox!) aparece con un papel clave en la historia, resaltando sobre todo el reparto a James McAvoy. Este joven actor escocés sorprende por los camaleónicos papeles que interpreta: tan pronto es el señor Tumnus de Narnia, se ve envuelto en un romance imposible en Expiación o pasa de ser un apocado oficinista al asesino nº1 en Wanted, haciendo que el espectador se divierta con su cambio de carácter y habilidades.

Queda por destacar el retraso de su estreno, ya que mientras que en EEUU debutó en la cartelera de finales de Junio, aquí no ha llegado hasta mediados de septiembre, aunque, eso sí, siempre que la veamos con la actitud adecuada podremos disfrutar de sus tiroteos y exageradas escenas.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Encuentro con Carlos Pacheco

Con motivo de La Noche en Blanco madrileña, Carlos Pacheco, uno de los autores españoles con más proyección en el mercado del cómic americano, inauguró una exposición de originales en Fnac y aprovechó la ocasión para comentar detalles de sus obras, responder preguntas y de paso hacer unos cuantos dibujos.
El equipo de What's the rumpus? tuvo ocasión no sólo de acudir al evento en cuestión, sino también de conocer a Oneyros, responsable del más que que recomendable blog Welcome to the Suck.
La citada exposición estaba dividida en dos partes, una de ellas centrada en el trabajo de Pacheco en Arrowsmith, y otra en su labor en los superhéroes, especialmente en sus números de Superman.
Aunque en convenciones como Expocómic sea difícil conseguir algo más que una firma de este autor, en esta ocasión se mostró amable con los aficionados y reveló detalles sobre su método de trabajo, relación con guionistas, guiños y fuentes de inspiración que utilizaba para sus páginas, respondió preguntas a cerca de temas tan variados como el estado actual del cómic, la "censura" de las editoriales o las adaptaciones cinematográficas e incluso al final atendió las peticiones de los asistentes.
Resulta realmente sorprendente la cantidad de detalles, guiños y referencias que este autor de trazo limpio y definido incluye en sus creaciones. Por ejemplo, Pacheco mencionó que la portada de su primer número en Superman es una versión de la del primer Action Comics (hasta uno de los criminales se lleva las manos a la cabeza como en la original), cómo se le habían ocurrido los nuevos diseños de Lois y Lana, su concepción de Superman como un protector de toda la Tierra (lo cual le lleva a desplazarse por todo el planeta), su relación con Metrópolis, el sospechoso parecido de Perry White con Sean Penn, su lucha contra la "censura" editorial y su reinterpretación de escenas míticas del hombre de acero (como por ejemplo qué signifca que Superman levante y devuelva el gigantesco globo terráqueo del Daily Planet a su sitio).
En cuanto a Arrowsmith, comentó la dificultad que suponía retratar una época diferente y cómo utilizó otros medios para hacerse una idea del aspecto que tenía. Por ejemplo, las escenas de Robert De Niro en El Padrino II le sirvieron tanto de inspiración para la ambientación que llegó a incluir en una viñeta a personajes de la película (con la alfombra de la escena en cuestión incluida).

De este modo, parece ser que cada vez que leamos un cómic suyo debemos prestar atención a todos esos sutiles detalles que engrandecen la labor de los autores.

martes, 9 de septiembre de 2008

Regalo de Entidad

Puede decirse que Las Entidades' Universe es ya conocido a lo largo y ancho de toda la bloggosfera por sus originales y divertidas secciones como "Diálogos Ilógicos", "Grandes Canciones", "Guest Starring" y los esperados "Enti-Awards". Aunque más codiciados aún que estos premios son los dibujos personalizados que regala uno de los dos creadores del blog, el carismático Enti-Man. Así, sin pedir nada a cambio, tan sólo con participar en las encuestas y comentarios del blog entras en el sorteo de unos de estos dibujos. Si consigues ser uno de los ganadores, puedes pedir al autor que plasme cualquier cosa que le pidas, desde un dibujo superheroico hasta tu propio... ¡retrato!
En mi caso pedí un dibujo de Mike Lee (el autor de What's the rumpus?, cómo no) y, aunque tuve que esperar alrededor de un mes para recibirlo, la sorpresa ha sido de magnitudes insospechadas al encontrarme con ni más ni menos que dos retratos de diferenciadas características.


Así tenemos la versión "logotipo" y otra más oscura de Mike Lee cada una con sus rasgos característicos y divertidos detalles.
¡Muchas gracias Entidades!

sábado, 6 de septiembre de 2008

Hellboy II: El Ejército Dorado

Antes de terminar con el Especial Batman y su último post dedicado a los cómics del Caballero Oscuro, tenemos hoy en What's the rumpus? a otra película superheroica: Hellboy II.
En 2004 sorprendió la noticia de que el director mexicano Guillermo Del Toro, todo un amante de la fantasía y los cómics, estaba a cargo de la dirección de Hellboy, adaptación cinematográfica de las aventuras de este personaje independiente publicado por Dark Horse y creado por Mike Mignola, quien dotaba a sus historias de un carácter oscuro mediante un dibujo sobrio lleno de sombras, ideal para contarnos las andanzas de un demonio criado por humanos que ejercía de investigador de lo paranormal, apareciendo así numerosas referencias a mitos y terroríficos personajes.
El resultado fue más que satisfactorio: una historia fiel a la original, con varias modificaciones (como toda adaptación), personajes bien representados, buena banda sonora y los efectos especiales que requería, recaudando cifras no muy elevadas pero sí una cantidad suficiente como para demostrar que el personaje era rentable.
Tras el éxito de El Laberinto del Fauno, Guillermo Del Toro retoma las aventuras del diablo rojo justo donde se quedaron, ofreciéndonos una historia relacionada con un mundo fantástico en decadencia que decide rebelarse contra los humanos y su afán de destrucción. Así, con un argumento correcto elaborado por el director y el mismísimo autor de los cómics Mike Mignola, Del Toro tiene la ocasión de mostrar en la gran pantalla una increíble variedad de seres fantásticos que van desde elfos hasta deidades del bosque pasando por duendes, hadas de los dientes o trolls, todos ellos vistos bajo su particular estética. Y es en este aspecto donde se encuentra el mayor atractivo de la película, en la cantidad de monstruos que aparecen y los escenarios que habitan, por lo que es de visionado recomendable para todos aquellos que nos quedamos con ganas de ver más mundo fantástico tras El Laberinto del Fauno.
A parte de todo este desfile de extrañas criaturas, la película presenta una dirección correcta con originales transiciones entre escenas, alguna que otra referencia a títulos relacionados con lo paranormal como Men in Black, banda sonora del compositor Danny Elfman (experto en sintonías para superhéroes), buenos efectos especiales para representar a estos seres y carismáticos personajes que se relacionan entre ellos y evolucionan. De este modo, tenemos de nuevo a Ron Perlman como Hellboy, el John McClane de los superhéroes que no duda en liarse a mamporros con todo ser mágico que se presente (aunque en el fondo guarde con ellos más parecido que con los humanos); sus compañeros Liz y Abe, el recién llegado a la AIDP (Agencia de Investigación y Defensa Paranormal) Johan Krauss, los príncipes Nuada y Nuala y un sinfín más de criaturas y lugares, oscuros y fantásticos al mismo tiempo.
Aunque desaparezca de esta entrega el personaje de Myers (quien me parecía una buena aportación al grupo por ser el único sin habilidades "especiales") hay muchos más detalles curiosos como la animación inicial, la parte en la base militar del principio y la labor del actor Doug Jones, todo un experto en dotar de emociones a criaturas mágicas. Este actor, quien podría ser calificado como el actor fetiche de Del Toro, ha dado vida a Estela Plateada, el Fauno, el monstruo de los ojos en las manos y, en Hellboy II, interpreta ni más ni menos que 3 personajes distintos como son Abe Sapien, el Guardián de la entrada a la sala del trono élfico y el Ángel de la muerte, por lo que puede ser considerado todo un experto en transmitir expresividad a este tipo de criaturas.
A pesar de que la película sea autoconclusiva, quedan abiertos caminos hacia una posible tercera parte que tendrá que esperar algún tiempo, puesto que su director se encarga ahora de un colosal proyecto para el que ha demostrado estar a la altura: la adaptación a la gran pantalla de El Hobbit, que se dividirá en dos partes.

Como curiosidad final mencionar que en la versión española los cómicos José Mota y Santiago Segura ejercen de actores de doblaje, el primero en el lugar de Doug Jones y el segundo en el de Seth McFarlane, creador de la serie Padre de Familia.