miércoles, 6 de julio de 2011

The Hangover Part II (Resacón 2)

Dos años después de su aventura en Las Vegas, Alan, Phil, Doug y Stu se reúnen con motivo de la boda de este último, quien se casará en unos días en la exótica Tailandia. Lo que en un momento era un placentero viaje cambia de la noche a la mañana cuando "la manada" se despierta en un hotel de Bangkok sin recordar nada de lo sucedido en las últimas horas y descubre que Teddy, hermano de la prometida de Stu, ha desaparecido sin apenas dejar rastro. Con el tiempo en su contra, los "tres mejores amigos del mundo mundial" recorrerán las calles de la capital tailandesa, se encontrarán con viejos conocidos y tratarán de averiguar qué sucedió la noche anterior y dónde está Teddy para llegar a tiempo a la boda.

El mayor éxito del verano de 2009 fue para The Hangover, película que con un moderado presupuesto, actores semidesconocidos y un elaborado y alocado guión consiguió convertirse en la comedia más taquillera de todos los tiempos, gustando por igual a público y crítica (se alzó con el Globo de Oro a la mejor comedia). Gracias a su enorme repercusión, las puertas a nuevos proyectos se abrieron para sus protagonistas (Bradley Cooper y Zach Galifianakis son dos de los actores del momento, Ed Helms avanza como cómico y Ken Jeong hace de las suyas en la serie Community) mientras que su director, Todd Phillips, tenía ocasión de filmar otra comedia de estilo similar (Due Date) y de planear, junto a los guionistas Craig Mazin y Scott Armstrong, el regreso de Phil, Stu, y Alan en la secuela de The Hangover, que prometía mantener el nivel de su predecesora.


Así ha sido: The Hangover Part II (guiño a la segunda parte de El Padrino incluido en el título) ofrece a los espectadores aquello que hizo triunfar a la primera entrega hasta el punto de que sigue un esquema similar,  prácticamente idéntico, por lo que tenemos a uno de los amigos a punto de casarse, una resaca descomunal tras la que no recuerdan nada de lo que pasó la noche anterior, la búsqueda de un miembro del grupo desaparecido siguiendo pistas que guían a otras pistas, la intervención del señor Chow y de cierto animal, la canción de Stu, un giro final que iluminará a los protagonistas cuando la desesperación los invada, y las reveladoras fotos en los créditos. Eso sí, con el lógico aumento de presupuesto respecto a la primera parte, la acción se desarrolla en Tailandia, con exóticos escenarios en los que se perderán los protagonistas y una variada banda sonora.

The Hangover Part II mantiene el humor corrosivo y desenfadado de su predecesora a la vez que ofrece gags más brutos si cabe con un ritmo trepidante, por lo que gustará tanto a los aficionados a la comedia como a los que quedaron encantados con su primera entrega (de hecho se incluyen numerosas referencias a lo que pasó hace dos años). El único inconveniente es que se pierde el factor sorpresa que hizo que The Hangover triunfara en 2009 y destacase frente a otras comedias mucho más simples y estúpidas; pero tampoco debemos extrañarnos, pues la fórmula funciona y la película divierte aunque no nos sorprenda tanto como la ya mítica noche que pasaron los protagonistas en la ciudad del pecado.


Hablando de los protagonistas, los tres están muy cómodos en unos papeles que han hecho suyos, tanto Bradley Cooper como Phil el guaperas, Ed Helms en la piel del desesperado Stu y sobre todo Zach Galifianakis interpretando al excéntrico y desternillante Alan, personaje que se explota bastante en esta película ya que fue el que más carcajadas desató en la primera entrega. Les acompañan, con los personajes a los que ya dieron vida en The Hangover, Ken Jeong, Justin Bartha, Jeffrey Tambor y Mike Tyson en una aparición estelar, a quienes se unen Jamie Chung (Sucker Punch) y Paul Giamatti (el inspector Uhl de El Ilusionista) con pequeñas intervenciones. Resulta chocante que desaparezca el personaje de Heather Graham de la primera parte y que no se incluyese en el montaje final el anunciado cameo de Liam Neeson.

¿Tracy? Soy Phil...
A pesar de no ser tan refrescante como su predecesora, The Hangover Part II entretiene durante todo su metraje y sigue el patrón marcado por la comedia estrella de 2009, por lo que animará los días de verano y hará las delicias de los seguidores de este peculiar grupo de amigos. Con el éxito que está cosechando, no es de extrañar que Todd Phillips y los productores ya se planteen una tercera entrega.

6 comentarios:

Tarquin Winot dijo...

Me resistí a muerte para ver la primera y luego me lo pasé de muerte. Con esta segunda me pasa un poco lo mismo: espero que el proceso se repita cuando finalmente me decida a lanzarme.

Mario dijo...

La primera fue una grata sorpresa, ésta retoma el camino y se vuelve más salvaje como lo descubierto por el lado oscuro de Stu, me causó mucha gracia la verdad, copiará la primera en las bases pero no deja de entretener y eso se agradece en estos tiempos de comedias insulsas y poco divertidas. Me encantó Galifianakis con su locura inocente, pero si hay un pero que alegar en contra ese es para el mono que me pareció terriblemente desesperante. Por todo lo dicho muy recomendable. Un abrazo.

Mario.

Kikedck dijo...

Estoy bastante de acuerdo, pese a repetir el mismo esquema no deja de ser una película muy entretenida y graciosa, y hoy en día en cuanto a las comedias no es tan fácil encontrar algo así.

Alberto dijo...

Yo tengo sentimientos encontrados, pues a pesar de que divierte, creo que no lo hace al mismo nivel que su antecesoray se vuelve perfectamente olvidable.

Puede sonar pesimista, pero creo que no se trata de que sea una buena comedia, si no de que el resto de las que se producen son tan malas que incluso una mediana y hasta cierto punto mediocre sea bienvenida.

¡Saludos!

Nestor dijo...

Divertidísima y muy entretenida. Comedias como estas sí que valen la pena. Por desgracia, las de Cameron Diaz y Jennifer Aniston no van en esta dirección.

Saludos !

Mike Lee dijo...

Tarquin Winot: Si te gustó la primera, espero que des una oportunidad a la segunda.

Mario: Exacto, repite el esquema de la primera, pero aumentando en "brutalidad". El mono tiene su punto, aunque prefiero al tigre, el bebé y la gallina de la primera parte.

Kikedck: ¡Coincidimos!

Alberto: Bueno, como es normal pierde el factor sopresa de su predecesora y como espectadores sabemos qué esperar de esta película. Interesante relexión final, aunque considero que las dos de The Hangover destacan sobre la media de comedias actuales.

Néstor: Me alegro de que te gustara, y sí, se agradecen propuestas tipo Hangover. Las que mencionas siguen una fórmula que repiten constantemente, y aunque puede que en su momento tuvieran gracia, ahora suelen caer en el humor fácil y burdo.

¡Saludos y gracias por vuestros comentarios!