lunes, 11 de julio de 2011

Boardwalk Empire: Empieza la Prohibición


Año 1920. Nada en Atlantic City escapa la atenta mirada de Enoch "Nucky" Thompson, gángster, tesorero y dirigente en las sombras del patio de recreo de Norteamérica. Cuando el Acta de Volstead, conocida como Ley Seca, es aprobada, Nucky encuentra una nueva y rentable actividad con la que llenarse los bolsillos: el contrabando de bebidas alcohólicas desde Canadá. Como en todo negocio, Nucky encontrará duros e inesperados competidores interesados en obtener beneficios, por lo que deberá reforzar su autoridad y demonstar quién manda en su ciudad.


Estrenada a finales de 2010, Boardwalk Empire se convirtió, junto a The Walking Dead, en una de las series más aclamadas del año, asegurando una segunda temporada gracias a las inmejorables audiencias y críticas obtenidas, además de alzarse con múltiples galardones, entre ellos los Globos de Oro a Mejor Serie Dramática y Mejor Actor Protagonista de ficción televisiva. Producción de la prestigiosa cadena HBO, Boardwalk Empire surgió de la mente de Terence Winter, guionista de Los Soprano, tomando como punto de partida la novela homónima de Nelson Johnson. De inmediato, el canal de televisión apoyó el proyecto, invirtiendo millones de dólares en la recreación de los escenarios y el vestuario y contando con la ayuda como productores de Mark Wahlberg, Martin Scorsese (quien dirigió el episodio piloto) y Tim Van Patten, experto director televisivo.

Margaret & Nucky
Los doce episodios que componen la primera temporada nos presentan a los personajes, sus motivaciones y problemas; al mismo tiempo que desarrollan un conflicto principal que queda cerrado en el capitulo final junto a varias subtramas que continuarán en próximas entregas de la serie. De marcado carácter coral, Boardwalk Empire gira en torno a los negocios y dificultades personales de Nucky Thompson, a la vez que dedica metraje a aquellos que de una forma u otra están vinculados al tesorero de Atlantic City, aparte de que se presentan los orígenes de ciertos personajes que controlarán el crimen organizado en los años 30 y que tantas veces han sido retratados en el cine (Al Capone, "Lucky" Luciano, o Meyer Lansky), así como del futuro F.B.I.

Jimmy, Al Capone y Johnny Torrio en Chicago
 Como producción de HBO, Boardwalk Empire presenta un desarrollo lento pero constante, con capítulos de ritmo pausado, escenas viscerales y una ambientación prodigiosa que nos sumerge de lleno en la Atlantic City de los años 20 (incluso la banda sonora está compuesta por canciones de la época). Además de los mencionados Scorsese y Van Patten, otros directores como Brad Anderson se han encargado de dar a la serie un toque cercano a las películas del mencionado director neoyorkino, incluyendo también influencias de títulos como Los Intocables de Eliot Ness o de El Padrino (especialmente en las escenas en que hay que "deshacerse" de alguien).

Los agentes federales se preparan para una redada
Dado su carácter coral, la serie cuenta con un reparto muy amplio, en el que destacan las interpretaciones de Michael Stuhlbarg (Arnold Rothstein), Vincent Piazza ("Lucky" Luciano), Shea Wingham (Eli Thompson, hermano del protagonista), y Michael Kenneth Williams ("Chalky" White), además de los brillantes Michael Shannon (Agente Federal Nelson Van Alden), Stephen Graham (genial Al Capone), Jack Huston (el inquietante Richard Harrow) y Kelly MacDonald como Margaret, personaje de doble filo. Tal vez los que menos convenzan sean Michael Pitt como Jimmy Darmody, personaje sin mucha fuerza que promete crecer en próximos capítulos, y Paz de la Huerta en un rol un tanto exagerado. Eso sí, quien hace la serie suya es el gran Steve Buscemi, que consigue un papel protagonista después de habernos acostumbrado a verle como secundario y que aquí está inmenso como Nucky Thompson, un personaje complejo y torturado, mitad gángster, mitad político, que no tolerará que nadie cuestione su autoridad.


Sinónimo de calidad en todos los aspectos, Boardwalk Empire nos sumerge de lleno en una década convulsa en la cual, como muestra su fantástica cabecera, se avecina una gran tormenta que pondrá a prueba a los personajes. Bienvenidos a la era de la Prohibición. Hagan sus apuestas en Atlantic City.

5 comentarios:

Yota dijo...

Pues pinta muy bien. Lo único es que no me contentó el piloto ya que me parecio muy pesado.

En cuanto termine la primera de Nikita o de Breaking Bad me pondré con ella de nuevo.

Nestor dijo...

Quedé entusiasmado con la primera temporada. Tengo un interés especial por la época en que se ubica y, aunque la serie tiene un tempo algo lento, resulta excepcional. Sus tramas son sumamente interesantes y la inclusión de personajes reales, en el inicio de sus carreras criminales, le da un aliciente extra.

saludos !

Mario dijo...

Me agrada Steve Buscemi que como dices siempre hace de secundario tanto en comedias como en pequeños papeles, me gusta eso de que se mitad gánster, mitad político y que sea un tipo torturado. También resalta Michale Shannon, un actor en ascenso con muchos dotes artísticos. A su vez me simpatiza que esten Lucky Luciano o Al Capone porque le reviste al producto de mayor alcance histórico y siempre es simpático ver íconos del género. Un abrazo.

Mario.

Mike Lee dijo...

Yota: Es cierto que no se trata de una serie que enganche a la primera, espera al capítulo 5 y ya no podrás parar. ¡Que la disfrutes!

Néstor: Me alegro de que coincidamos. La serie tiene un desarrollo lento que huye de giros bruscos, pero las tramas están muy bien tejidas. También espero con ganas la segunda temporada.

Mario: Buscemi es un grandísimo actor y aquí tiene ocasión de ocupar más tiempo en pantalla. Coincido en lo que dices de Michael Shannon, tiene mucho potencial y lo demuestra aunque no salga demasiado en la serie. Creo que todos coincidimos en que es un acierto que aparezcan conocidos mafiosos en sus inicios en la serie.

¡Saludos y gracias por comentar!

Natalia dijo...

Boardwalk Empire es una obra maestra de la televisión actual. Me complace mucho saber que HBO continua produciendo series de esta talla. La verdada es que la oferta televisiva actual es muy pobre y como parte de la audiencia debemos apreciar productos como este. me encanta cómo la serie trae al hoy, acontecimientos del pasado.