lunes, 15 de abril de 2013

Oblivion: El recuerdo de la Tierra


En el año 2077, el planeta Tierra ha sido devastado por la cruenta guerra contra los carroñeros, una raza de invasores alienígenas. La humanidad ganó la guerra, pero no pudo salvar el planeta y se vio obligada a abandonarlo. El técnico Jack Harper y su compañera Victoria son los únicos humanos que quedan en la Tierra, destinados a reparar los drones que se encargan de vigilar las instalaciones dedicadas a recolectar agua para producir energía. Sin embargo, los recuerdos del pasado y un descubrimiento inesperado harán que Jack se replantee la naturaleza de su misión y busque respuestas a lo sucedido con la Tierra y la humanidad.

A finales de 2010, el debutante Joseph Kosinski se alzó como uno de los directores que tener en cuenta gracias a su trabajo en Tron Legacy, innecesaria secuela de Tron por la que nadie apostaba pero que consiguió sorprender gracias a una puesta en escena sorprendente y elaborada, con un despliegue visual que superaba las limitaciones del pobre argumento y nos dejaba una película entretenida. Después del éxito moderado de Tron Legacy, Kosinski ha tenido la oportunidad y los medios necesarios de poner en marcha un proyecto más personal: Oblivion, película de ciencia ficción y aventuras basada en un cómic que escribió él mismo en 2005.


En ella, Kosinski nos traslada a un futuro desolador en el que la Tierra ha sido arrasada por una guerra entre humanos y alienígenas. A través del protagonista, Jack Harper, seremos testigos del paisaje baldío en que se ha convertido nuestro mundo, y también veremos cómo las dudas que le asaltan le llevan a cuestionar su misión y embarcarse en un viaje repleto de sorpresas y revelaciones vertiginosas. Para contarnos esta historia, Oblivion recupera elementos de otras películas de ciencia ficción futurista y post-apocalíptica como Soy Leyenda, WALL·E, Nausicaa, La carretera, 2001: Una odisea en el espacio y en general cierto tono  de las novelas de Arthur C. Clarke, pero consigue combinarlos con el ingenio necesario para narrar una historia absorbente, que atrapa a los espectadores desde el principio, es capaz de asombrar y sorprender no sólo con efectos especiales, sino con giros de la trama, y nos presenta a personajes creíbles en situaciones extraordinarias. 


Si a una base argumental sólida le sumamos la puesta en escena de Kosinski, capaz de llevar la historia con pulso y ofrecernos escenas impactantes rodadas con oficio, Oblivion destaca como un nuevo triunfo del cine de ciencia ficción, en el que actualmente predominan las secuelas y los remakes innecesarios. El diseño de producción y la ambientación elevan la calidad del filme, que nos ofrece imágenes de parajes naturales desolados, de una belleza sobrecogedora, realzadas por la fotografía de Claudio Miranda (reciente ganador del Oscar por La vida de Pi). También volvemos a presenciar otra de las virtudes de Joseph Kosinski como director, el buen uso que hace de la banda sonora, pues en este caso las composiciones de M83 se funden con la estética futurista y las escenas de acción.


El reparto de Oblivion es reducido pero muy adecuado para el tono de la historia. Destaca Tom Cruise como protagonista absoluto de la función, que resulta convincente en su papel y demuestra una vez más su afán por involucrarse en dignos productos de entretenimiento, como la reciente Jack Reacher. Le acompañan Olga Kurylenko (Quantum of Solace) y Andrea Risebororugh, actriz que no conocía pero que cumple con un papel interesante. Sorprende la participación de Morgan Freeman, quien cuenta con un papel breve pero suficientemente relevante para que este gran actor se luzca, y resultan curiosas las breves apariciones de Melissa Leo (The Fighter), Nikolaj Coster-Waldau (Jamie Lannister) y Zoe Bell (Django desencadenado).


Aunque recicla elementos de otras películas de ciencia ficción, Oblivion es capaz de ofrecer un espectáculo digno en el que Joseph Kosinski despliega su potencia visual al servicio de una historia capaz de sorprender y entretener a los espectadores, que quedarán atrapados por el futuro que nos presenta. Un nuevo triunfo del cine de ciencia ficción.

Ficha de la película.

7 comentarios:

The Korinthian dijo...

Pues me parece que se queda muy flojeras...que es demasiado larga...que se centra por completo en Cruise olvidando lo que podría ser un reparto coral interesante...que muchos momentos buscan el pasteleo y la respuesta facilona del espectador con música a destiempo...que la potencia de las ideas de la buena novela de ciencia ficción está sólo en el germen y nada en el desarrollo...vamos, que no podríamos estar más en desacuerdo, XD

Un saludo!

Cinema Lights dijo...

¡Vemos que te ha gustado! :D Muy de acuerdo, claro, con la mayor parte de tu crítica!

¡Saludos!

octopusmagnificens dijo...

Demasiado corta para mí.

Meg dijo...

Por fin una crítica positiva, la quiero ver y ya dos amigos que no se conocen entre ellos me la han puesto por los suelos,con las expectativas que tengo!! Ya te contaré...Un beso!!

Mike Lee dijo...

The Korinthian: Vaya, siento que no coincidamos, aunque entiendo lo del reparto, justo me pareció lo contrario de lo que comentas, jaja.

Cinema Lights: ¡Me alegro! Vuestra reseña me animó a ver la película.

Octopus: ¿Se te hizo corta? A mí me pareció que aprovechaba bien las dos horas justas que dura.

Meg: Al parecer las expectativas eran bastante altas y está generando reacciones encontradas, pero a mí me convenció como película con una propuesta interesante.

¡Muchas gracias por comentar! ¡Saludos!

Néstor Company dijo...

Estoy en total sintonia con tu opinión Mike. Y he linkado a tu articulo desde el mío porque me parece que tanto tú como Octopus habéis diseccionado muy bien el argumento de la película.

Saludos Mike!!!

León dijo...

A mi me ha gustado, pero sobre todo a nivel de puesta en escena, ya que la trama de la película termina quedando para mi gusto demasiado hueca, desaprovechando muchos de los interesantes temas que plantea que quedan como meras excusas argumentales, y que daban para mucho más.
Saludos