viernes, 16 de septiembre de 2011

Falling Skies: Primera Temporada

Los alienígenas han invadido la Tierra. Sin que los humanos se dieran cuenta, lanzaron un ataque con una tecnología superior sobre las principales ciudades del mundo, que fueron devastadas sin piedad. Seis meses después, los supervivientes se han organizado en varios grupos de milicias que plantan cara a los invasores extraterrestres, averiguando cada vez más sobre ellos para debilitarlos. A una de estas comunidades pertenece Tom Mason, profesor de historia que se ve forzado a convertirse en líder militar para buscar a su hijo Ben, capturado por los alienígenas.

Estrenada por el canal TNT a finales de junio, Falling Skies ha sido una de las series que han gozado de mayor publicidad viral, lo que se ha traducido en un rotundo éxito de audiencia que asegura su segunda temporada. Ficción de diez episodios, fue creada por Robert Rodat (guionista de Salvar al soldado Ryan), quien pidió ayuda a su amigo Steven Spielberg para desarrollar la serie y colaborar en las tareas de producción. Así, Falling Skies mezcla el panorama de La Guerra de los Mundos con la organización de un ejército de resistencia por parte de los humanos al estilo Terminator, añadiendo también fuertes reminiscencias de la Guerra de la Independencia estadounidense.


A lo largo de su primera temporada, conoceremos a los personajes y un poco de lo sucedido tras la invasión alienígena, siempre centrándonos en el núcleo de la resistencia que intenta reconquistar Boston, al cual pertenecen los protagonistas. Entre los aciertos de la serie están su ambientación, el contraste entre el protagonista y el capitán del regimiento al que pertenece, y todos los misterios relacionados con los extraterrestres en cuestión, que generarán más incógnitas por cada pregunta resuelta y es donde reside el verdadero potencial de la serie. Sin embargo, debido a su ritmo inconstante, efectos especiales muy ajustados, y los capítulos que dejan de lado la trama principal para centrarse en la relación de Tom con sus hijos; la serie pierde bastante fuerza, sobre todo si se compara su tono de corte sencillo y simplista con las violentas y elaboradas producciones de canales como HBO (Juego de Tronos) y AMC (The Walking Dead).

A la cabeza del reparto tenemos a Noah Wyle (Urgencias), actor que consigue transmitir fuerza a su personaje, un tipo corriente sumido en una situación extraordinaria. Le acompañan Will Patton (Armageddon) como su contrapartida, un militar testarudo; la correcta Moon Bloodgood (Terminator Salvation) con un papel que gana importancia por momentos, y el joven Drew Roy, quien ofrece una patética y cansina interpretación como el hijo del protagonista, una especie de adolescente engreído que siempre pone las mismas caras, al estilo del hijo de Tom Cruise en La Guerra de los Mundos.


En resumen, Falling Skies es una serie de desarrollo plano y sencillo, sin demasiada fuerza, que basa su potencial en el misterio que envuelve a los alienigenas, de quienes esperamos averiguar más en su segunda temporada, con estreno previsto dentro de un año.

4 comentarios:

La pequeña Meg dijo...

No me llama mucho la atención, sé que no estará a la altura de V o similares, no sé si le daré la oportunidad..

Un saludo!!

Yota dijo...

He visto los tres primeros y como me esperaba, un puto drama familiar, spielbergo ha dado más importancia al padrazo y sus repelentes hijos antes que a la acción o ciencia ficción.

La terminaré de ver poque es cortita, pero la segunda no se yo...

Cotu dijo...

A mi no me ha gustado, bueno solo vi el primer capítulo pero no me gustó

Mike Lee dijo...

La pequeña Meg: Te la recomiendo si te gustan las propuestas de ciencia ficción con alienígenas de por medio, si no, hay otras series más interesantes a las que dar una oportunidad (Fringe, por ejemplo).

Yota: No sé hasta qué punto estará involucrado Spielberg, ya que sólo figura como productor ejecutivo y el creador de la serie, Robert Rodat, ha comentado en entrevistas que le ayudó a desarrollar la trama. Eso sí, el drama familiar del padre y sus hijos está forzadísimo y en muchas ocasiones resulta ridículo.

Cotu: Precisamente el piloto no es que enganche demasiado, pero como mencionaba en el post el punto interesante de esta serie son los alienígenas.

¡Saludos y gracias por vuestros comentarios!