sábado, 6 de junio de 2009

Terminator Salvation: El futuro ha comenzado


Hace 25 años el director James Cameron conmocionó el género de la ciencia ficción con el estreno de Terminator, película que proponía conceptos tan empleados hoy en día en multitud de títulos como la rebelión de las máquinas contra la humanidad en un futuro apocalíptico y viajes en el tiempo que pueden cambiar el destino de la raza humana. Siete años después, el impacto que Cameron consiguió con la segunda entrega fue mayor si cabe, grabando a fuego en la mente de los espectadores la figura de Arnold Schwarzenegger como el mítico Terminator con sus frases características y multitud de conceptos y personajes como Skynet, Cyberdine, Sarah Connor y su hijo John o el temido Día del Juicio Final. Hasta el año 2003 no llegó la tercera parte de la mano de Jonathan Mostow, criticada por muchos por limitarse a seguir el esquema establecido por la segunda pero atreviéndose a mostrar la rebelión de Skynet contra la humanidad en el día señalado. Tras esto, hace poco más de dos años la recomendable serie Las Crónicas de Sarah Connor tuvo la ocasión de atar algunos cabos sueltos entre las películas y de preparar el camino a una cuarta entrega que mostrara el futuro apocalíptico tantas veces referido, lo cual no fue suficiente como para aclarar las dudas sobre la validez del director elegido: McG, responsable de los bochornosos Ángeles de Charlie cinematográficos. Aún así, la esperada Terminator Salvation ha cumplido las expectativas.

Esta cuarta entrega supone un notable lavado de cara a la franquicia al introducirnos de lleno en la futura guerra contra las máquinas, lo que da lugar a una película entretenida, repleta de ritmo, acción y explosiones, con efectos especiales por todas partes y la aparición de todo tipo de Terminators, desde los míticos T-800 hasta gigantescos caza-humanos y modelos acuáticos. Con la acción desarrollándose en el futuro, la historia nos presenta por un lado la batalla de John Connor al frente de la Resistencia contra Skynet y por otro la misteriosa aparición del verdadero protagonista, Marcus Wright, preso condenado a muerte en 2003 que aparece de repente el el apocalíptico 2018.

Con todos estos elementos McG tiene ocasión de desplegar una historia verdaderamente entretenida, con una dirección correcta y llena de ritmo, al mismo tiempo que homenajea a las entregas anteriores en multitud de ocasiones, ya sea con frases míticas como "Volveré" o con todo el asunto de la búsqueda de Kyle Reese, padre de John Connor que debe viajar al pasado para salvar a su madre; las referencias a Cyberdine, la escena de la fundición y enfriamiento del Terminator o la esperada aparición de Schwarzenegger.



En cuanto a los actores, todos ellos están correctos, desde Chritsitan Bale como Connor hasta Anton Yelchin (Chekov en la reciente Star Trek) como Reese, pasando por las apariciones de Helena Bonham Carter o de Bryce Dallas Howard como la esposa de Connor. Merece la pena destacar la labor de Sam Worthington (quien pronto dará mucho que hablar debido a su participación en futuros filmes como Avatar, lo último de Cameron) en el papel de Marcus, personaje que hereda elementos tratados en Blade Runner y guarda cierto parecido con uno de los conocidos protagonistas de El Mago de Oz.

Del apartado técnico llama la atención la abundante cantidad de efectos especiales empleados, ya sea para crear cientos de modelos de Terminator o para hacer volar por los aires el decorado al completo, así como algún que otro tijeretazo en ciertos momentos de la película. Respecto a la banda sonora de Danny Elfman, a diferencia de otros de sus trabajos en esta ocasión se hace notar bastante poco, siendo lo más llamativo la mítica sintonía de Terminator 2.

Aún es pronto para saberlo, pero su final deja el camino abierto a posibles secuelas a la espera de los resultados obtenidos en taquilla. De momento, podemos conformarnos con esta cuarta entrega, entretenimiento puro que ofrece un nuevo enfoque a tan conocida saga de ciencia ficción.

6 comentarios:

Tarquin Winot dijo...

El trailer y los comentarios escuchados hasta ahora parecen motivadores.

En cualquier caso, estoy entregado a la saga, hasta el punto de que la tercera entrega, tan vilipendiada a escala interplanetaria, me pareció bastante digna.

The Korinthian dijo...

Buena y entretenida peli.
Saludos!

Mr. Shhh dijo...

Mi favorita siempre será la segunda parte. Las otras nunca la alcanzarán, tampoco espero que lo hagan, ver otra vez a John Connor es suficiente.

Saludos

Yota dijo...

A mi por el tributo a la segunda parte con el You Could Be Mine de los Guns ya me ha perecido la pena.

Mike Lee dijo...

Tarquin Winot: Aunque la tercera entrega haya sido tan criticada a mí tampoco me pareció para ponerla así, cierto que se limitaba a seguir el esquema de la segunda, pero era entretenida como poco.

The Korinthian: ¡Tú lo has dicho!

Mr. Shhh: La segunda es sin duda increíble ;)

Yota: Los guiños a las demás en esta cuarta entrega están verdaderamente conseguidos, como el que mencionas cuando Connor captura la moto.

¡Saludos y gracias por comentar!

Metalia dijo...

Veo que Sam Worthington nos ha cautivado a todos, eh?. Saludos!