jueves, 14 de octubre de 2010

Los siete curiosos casos de David Fincher

Cuando hablaba de Inception pocos días después de su estreno, mencionaba que Christopher Nolan pertenece al grupo de escasos directores "jóvenes" actuales que ya casi pueden ser considerados clásicos. Pues bien, otro de ellos podría ser David Fincher, quien hasta la fecha ha apostado por proyectos arriesgados y, como mínimo, curiosos.



Fincher comenzó colaborando en diversos rodajes, dedicándose posteriormente al mundo de la publicidad y al de los videoclips, desde donde daría el salto a la gran pantalla con la prescindible Alien 3. Sería en su próximo trabajo en el que establecería las constantes que definen su obra, caracterizada por presentarnos un mundo oscuro en el que los personajes se ven angustiados al enfrentarse a sus demonios interiores, cambiando para siempre su vida en el proceso. A la recreación de los lóbregos ambientes por los que se desenvuelven contribuyen su pericia como director, su capacidad para que los actores den lo mejor de sí mismos y la utilización de efectos especiales al servicio de la historia, que no abrumen a los espectadores con explosiones y demás recreaciones digitales.

Su segunda y reconocida película fue Se7en, tenebroso thriller policial con Brad Pitt, Morgan Freeman, Gwyneth Paltrow y Kevin Spacey que crearía escuela, influyendo a los posteriores retratos de asesinos en serie. La siguió The Game, filme que reivindicar por su desconcertante desarrollo, con una poderosa interpretación de Michael Douglas, cuyo personaje se ve inmerso en una enrevesada trama que homenajea a Con la muerte en los talones.



Más recordada es El club de la lucha, película con Brad Pitt y Edward Norton considerada de culto basada en la novela homónima de Chuck Palahniuk. Aunque personalmente ni me sorprendió la identidad de Tyler Durden ni congenié con el individualismo radical propuesto, sí hay que reconocer la labor de Fincher en la dirección y montaje con fuerte herencia del videoclip. La angustia vuelve a invadir su siguiente película, La habitación del pánico, en la que se nos narra la claustrofóbica situación que viven los personajes interpretados por Jodie Foster y Kristen Stewart al irrumpir en su casa la banda de ladrones encabezada por Forest Whitaker.

Tras años de inactividad estrenó Zodiac, de engañoso planteamiento ya que lo que comienza como un thriller policíaco estilo Se7en se transforma en el retrato de una obsesión a través del tiempo. No mucho después llegó su película más ambiciosa hasta la fecha, El curioso caso de Benjamin Button, relato de la vida de un peculiar personaje, las distintas épocas que atravesó y las pintorescas personas a las que conoció. Además de contar con las arrolladoras interpretaciones de Brad Pitt y Cate Blanchett, los efectos especiales avanzan un paso más al recrear a los personajes en sus diferentes edades, siempre perfectamente integrados en la historia.



Sin embargo, no pude sino mostrarme escéptico cuando descubrí cuáles serían los nuevos proyectos de David Fincher. Por una parte filmaría la versión estadounidense de la adaptación de la novela Los hombres que no amaban a las mujeres; que, si bien su temática coincide con el registro del director, no termina de ser chocante verle al frente de un remake. Más inminente resulta el estreno de La red social, centrada en la creación de Facebook. Dado el auge de las redes sociales me parecía un tanto oportunista trasladar semejante historia al cine...hasta que me informé acerca de la vida de Mark Zuckerberg, repleta de ambición y traición. Así, las disputas de este oscuro y joven empresario terminan perfilándose como uno de los estrenos más interesantes de este año.



Habrá que estar pendiente de su llegada a las carteleras; y en cuanto a sus futuros trabajos, será mejor depositar un mínimo de confianza en un director que hasta ahora es responsable de películas más que curiosas.

8 comentarios:

Yota dijo...

Un genial director. Aunque Benjamin Button me aburrio demasiado.

Seven es un thriller de manual, todo un ejercicio de ritmo y estilo

The Game tiene uno de los mejores finales que he visto en mi vida

Y podría seguir con todas sus pelis, la única que considero un bodrio es Alien 3... ufff. que mala.

Mr. Shhh dijo...

Yo soy fiel a Fincher. Es de esos directores capaces de superar sus anteriores "hits". Aunque Se7en sigue siendo mi favorita la última, Benjamin Button, no se queda muy atrás. Con Zodiac me aburri la primera vez, pero la segunda vez la pude apreciar más y actualente es una de esas película que he visto más veces, tiene tantos detalles que la hacen reciclable.

Dialoguista dijo...

Claro que merece nuestra atención sus proyectos!!! un director más que interesante ;)

Oneyros dijo...

Ya sabes que a mi el club de la lucha... como que no.
The Game y Zodiac me encantan, me parecieron brillantes las dos y tengo muchas ganas de ver La red social x el y por Aaron Sorkin.
Un abrazo

Pater dijo...

decir que 'Alien 3' en versión extendida mejora (mucho) el montaje original

hace poco he comprado 'The game' ed.especial, así que yo más que contento al ponerla junto a Seven y Fight Club :)

saludos!

Mike Lee dijo...

Yota: Benjamin, aunque larga, me gustó tanto como las otras dos que mencionas, y sobre Alien 3, hagamos que sólo cuentan las dos primeras de la saga.

Mr. Shhh: Benjamin y Se7en también están entre mis favoritas. Es cierto que Zodiac es un tanto extraña, además de larga, y desorienta.

Dialoguista: ¡Claro que sí!

Oneyros: Ya nos dirás qué te pareció La red social.

Pater: ¡Uf! Será difícil aguantar la versión extendida de Alien 3, pero la edición especial de The Game es otra historia.

¡Saludos y gracias por comentar!

Angel "Verbal" Kint dijo...

A mi tb me gusta la versión extendida de alien. Por otro lado seven y benjamin button son lo que más me gusta de fincher. La red social iría a continuación.

Mike Lee dijo...

Me resulta difícil decidirme, pero las tres que mencionas junto a The Game estarían entre mis favoritas.

¡Saludos y gracias por el comentario!