miércoles, 7 de noviembre de 2012

Cuando Disney conquistó el mundo

Una de las noticias que más revuelo ha causado en el panorama cinematográfico ha sido la compra de Lucasfilm por parte de Walt Disney Pictures el pasado día 29 de octubre por más de 4 mil millones de dólares. Después de que absorbiera a los estudios de animación Pixar y posteriormente a la editorial Marvel Comics en 2009, ahora, con todas las licencias de las franquicias de George lucas bajo su poder, se abre una nueva era para la compañía del ratón Mickey, convertida en una de las productoras cinematográficas más poderosas del mundo de forma definitiva. En este artículo nos centraremos en las posibles causas e implicaciones de esta impactante noticia.


Creador de una de las películas más queridas de todos los tiempos, a George Lucas no le faltan mértios: figura como una de las piezas clave del Nuevo Hollywood desde que en 1977 consiguió lo imposible al filmar Star Wars: Una nueva esperanza, primera parte de una saga cinematográfica que cuenta con millones de fans en todo el mundo y que, entre otras cosas, revolucionó el cine de ciencia ficción, cambió la concepción de los efectos especiales y fue pionera en el desarrollo de todo tipo de merchandising que explotara el universo de una película. Poco después llegaron El imperio contraataca y El retorno del Jedi, la despedida de unos personajes icónicos para los espectadores, quienes pudieron regresar al mundo de Star Wars gracias a los centenares de libros, cómics y videojuegos dedicados a esta franquicia. 

En 1999 tuvo lugar un momento decisivo para la saga: Star Wars volvía a los cines con La amenaza fantasma, la primera entrega de un trilogía de precuelas que se ganó tantos seguidores como detractores. Personalmente, reconozco haber disfrutado mucho del regreso de Star Wars a las salas de cine con esta segunda trilogía, si bien es cierto que rompía estéticamente con sus predecesoras y con los años ha perdido bastante en comparación. Así, mientras el fenómeno de Star Wars revivía, Lucas empezaba a ser criticado por cómo había convertido su creación en una marca que explotar y comercializar. Esto se agravó con el lanzamiento en 2008 de la serie de animación Las Guerras Clon, que me parece detestable, mientras que la otra gran saga de Lucasfilm recibía duras críticas al estrenarse su cuarta parte: Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal. Las quejas por parte de la crítica y del público, en algunos casos merecidas y en otros no, sumadas al fracaso de la nueva producción de George Lucas en 2012, Red Tails, puede que hayan sido una de las razones que han llevado al cineasta de California ha anunciar su retiro de la compañía que fundó con ilusión y esfuerzo en 1971.

¿Veremos a los personajes de Star Wars combatiendo hordas de zombis?
Por otra parte, en la última década Dinsey ha demostrado un ferviente interés en producir trilogías de películas de acción real de enorme éxito comercial, lo cual consiguieron con la saga Piratas del Caribe (una de las más taquilleras de la historia). Sin embargo, al margen de las aventuras de Jack Sparrow y compañía también han contado con sonoros fracasos, como la inacabada trilogía de La Búsqueda o las fallidas Prince of Persia, El aprendiz de brujo y la reciente John Carter. Para compensar las pérdidas, en Disney han confiado en el éxito de las propuestas de Pixar (que peligrosamente muestran un gusto cada vez mayor por las secuelas), en películas de animación propias como Enredados y en las producciones de Marvel Studios, que parecen haber supuesto su salvación dado el rotundo triunfo de Los Vengadores. Con la compra de Lucasfilm parece que en Disney se plantean seguir una estrategia similar, gestionarán una saga con la que obtener grandes beneficios, lo cual no les ha dado malos resultados en ningún aspecto, ni creativo ni comercial, en lo que a Marvel se refiere. Por el momento, las franquicias de Lucasfilm están en buenas manos en su traspaso a Disney, pues la encargada de dirigir la nueva división de la compañía de Pluto dedicada al universo de Lucas será Kathleen Kennedy, productora de las películas de Steven Spielberg

Esto nos lleva al siguiente y último aspecto que tanto revuelo está causando estos días: desde Disney han anunciado la puesta en marcha de una nueva película de Star Wars con George Lucas al margen, un séptimo episodio que verá la luz en 2015 y que contará con futuras secuelas. De momento no se sabe quién se encargará de él ni de qué tratará, lo cual nos lleva al campo de la especulación. Partiendo de la premisa de que una nueva entrega de Star Wars es totalmente innecesaria, pues nos han contado de todo y más, ¿qué historia elegirán para la nueva trilogía? ¿Supondrá el regreso de unos ancianos Luke, Leia y Han?  ¿Les darán vida nuevos actores? ¿Adaptarán alguna de las novelas y cómics ya publicados? ¿Será la historia de algún personaje secundario? Por mi parte, no me gustaría que jugaran demasiado con lo ya narrado, ni mucho menos que volvieran unos personajes tan queridos en una aventura crepuscular o con nuevos rostros; ya puestos a enfrentarnos a una nueva película de Star Wars, podría tratar alguna historia paralela desarrollada en este rico e inmenso universo.

Que comience el rodaje
Para concluir, me gustaría subrayar que no debemos olvidar que el regreso de la saga de Star Wars al cine no es un hecho aislado, sino que forma parte de un proceso mucho mayor y bastante complejo que consiste en la recuperación de franquicias de éxito de hace años, como La jungla de cristal, Indiana Jones, Alien o Los cazafantasmas, para aprovecharse del factor nostalgia y asegurarse la recaudación en taquilla. Ya que van a hacer nuevas entregas, espero que respeten la esencia de Star Wars, películas que a mí y a muchas otras personas nos descubrieron las ilimitadas posibilidades del cine.

6 comentarios:

Juan Roures Rego dijo...

Imteresante artículo. La verdad es que Lucas estaba delirando con la saga, pues tanto la serie Clone Wars (la de 2008, no la de 2003, la cual tenía mucha mayor calidad aunque menor difusión) como los reestrenos en 3D son vergonzosos. Es cierto que Disney está ganando terreno en el plano exterior a la clásica animación, pero no estoy convencido de que sea la mejor opción para un clásico con personalidad propia como es Star Wars. Coincido en que lo mejor sería realizar una historia paralela, pero también sería emocionante ver una trilogía sucedida 30 años después en la que salieran de nuevo los rostros clásicos, aunque no fuesen los protagonistas. La espero con miedo, pero mucha emoción. Saludos.

Yota dijo...


Gran artículo. A ver si de este finde no pasa de que escriba algo de este tema...

Yo tengo grandes esperanzas no se porque, pero creo que puede estar bien :)

Néstor Company dijo...

Con este movimiento empresarial nos han dado a los cinéfilos bloggers mucho material para los próximos años. Fantástica reflexión la que apuntas Mike sobre el revival de antiguas franquicias que siguen teniendo un efecto magnético sobre el público.

Saludos!

Mario Salazar dijo...

El dinero implica mucho, pero esperemos que se escoja a la gente idónea para no manchar lo logrado, es cierto que genera expectación y curiosidad escuchar que van a retomar algo y que va a darse nuevas ideas pero también ese anhelo de dinero pone a volar cualquier cosa, y eso denigra la imagen ganada. Yo apuesto realmente por el riesgo pero con buena fe, me da curiosidad saber que habrá una séptima star wars. Y disney que increíble, para no morir, hay que reinventarse y ahora con semejantes adquisiciones el futuro esta asegurado. Un abrazo, Mike, muy buen post.

Meg dijo...

Los cazafantasmas es de mis favoritas, llevo años oyendo y leyendo sobre su regreso, pero nada de nada :-S

Mike Lee dijo...

Juan Roures: Gracias. Lo de las Guerras Clon fue horrible, y ya al reestreno en 3D ni me planteé ir. No sé si estará en las mejores manos, pero Disney ha demostrado una buena gestión con Pixar y con Marvel.

Yota: Gracias. Miedo me da lo que puedan hacer con el nuevo episodio, al final acabarán tocando la saga original.

Néstor: Muchas gracias, y buen punto. De momento, los primeros rumores ya apuntan regreso de Mark Hamil y Harrison Ford.

Mario: Exacto, el principal problema estará en que sepan combinar el éxito de taquilla que ya tienen casi asegurado con una historia digna como mínimo.

Meg: Supongo que acabarán estrenando alguna secuela, relanzamiento o nueva versión, que es lo que vende ahora, por desgracia. Ahí están las venideras partes de Conan el Bárbaro, La Jungla de Cristal y ahora incluso de Star Wars. Increíble.

¡Saludos a todos y muchas gracias por comentar!