martes, 20 de noviembre de 2012

Argo: Misión encubierta


En 1979, los defensores de la revolución iraní irrumpen en la embajada estadounidense en Teherán, tomando como rehenes a quienes allí encuentran. Sólo seis empleados de la embajada consiguen escapar y refugiarse en casa del embajador canadiense. Intentando evitar una inminente crisis internacional, la CIA organiza una peligrosa misión de extracción de la que se encargará el agente especial Tony Méndez, quien necesitará algún truco hollywoodiense para que semejante misión sea posible.

La carrera de Ben Affleck cambió para siempre cuando se hizo con el Oscar al Mejor Guión Original por el trabajo realizado en El indomable Will Hunting junto a su amigo Matt Damon. Desde ese momento, Affleck trabajó como actor en un buen número de películas, normalmente de calidad mediocre (véase Daredevil). Sus cualidades interpretativas fueron duramente criticadas y, justo cuando parecía encasillado definitivamente, sorprendió con actuaciones comedidas en películas interesantes como La sombra del poder y, lo que es más importante, debutó en la dirección con dos de mis películas favoritas de la década pasada: Adiós pequeña, adiós, potente thriller negrocriminal con ecos del desarraigo social actual; y The Town, drama criminal ambientado también en Boston. Ambas contaban con repartos excepcionales y personajes que representaban un universo moral ambiguo, además de un pulso incuestionable tras la cámara que destilaba ciertas reminiscencias del cine clásico. En 2012, Affleck vuelve con su consagración definitiva como director: Argo.


Nada más comenzar, Argo nos traslada al pasado reciente y nos informa acerca del complejo contexto político de Irán a través de unos elaborados storyboards para acto seguido dar paso a una sensacional secuencia de apertura que da pie a una enrevesada e interesante trama. Basado en los artículos que recogen en caso real, el guión escrito por Chris Terrio para Argo recurre a las convenciones del cine de espionaje de la década de los 70 y 80 (la era pre-Bourne y efectos especiales a la que ya recurrió Steven Spielberg en Munich) para sumergirnos de lleno en una misión casi imposible que nos emocionará y sorprenderá hasta el último minuto. Además, la trama de Argo se enriquece gracias a los elaborados toques de humor, en especial los que critican duramente a la industria cinematográfica de Hollywood; el retrato humano que ofrece de los personajes (no hay lugar para los grandes héroes) y el reflejo que ofrece del fundamentalismo islámico predominante en la revolución iraní, con el que, por desgracia, se pueden extraer muchos paralelismos respecto a los sucesos de nuestros días.


La labor de Ben Affleck tras la cámara es magnífica, maneja a la perfección el ritmo, equilibra las partes dramáticas de la trama con el humor y los homenajes al cine de ciencia ficción (guiños a Star Wars incluidos), da a cada personaje su espacio para que desarrolle sus matices y formalmente huye de efectismos para emplear trucos clásicos que funcionan como un mecanismo de relojería. Tanto la fotografía de Rodriego Prieto (Brokeback Mountain) como el montaje de William Goldenberg (Heat), la ambientación y especialmente la adecuada la banda sonora de Alexandre Desplat (Moonrise Kingdom) contribuyen a elevar la calidad de Argo, que, como curiosidad, inicialmente iba a ser escrita y dirigida por George Clooney y Grant Heslov, productores del filme.

Affleck ha demostrado ser un gran director de actores, y el caso de Argo no es ninguna excepción. El reparto se compone de grandes secundarios como Bryan Cranston (Contagio), un divertidísimo Alan Arkin (Pequeña Miss Sunshine) y un carismático John Goodman (recuperado tras su paso por The Artist). Les acompañan en papeles menores Victor Garber (Alias), Scoot McNairy (Mátalos suavemente), Clea DuVall (The Faculty), Titus Welliver (The Town) y Kyle Chandler (Super 8). Mientras tanto, Affleck se reserva el papel protagonista y hace un trabajo correcto, dando cierto trasfondo a su personaje.


Cine de calidad capaz de atrapar, emocionar y divertir durante dos horas, Argo es uno de los títulos más destacables de 2012, una gran película que supone la consolidación de Ben Affleck como director, uniéndose al grupo de actores que demostraron su valía tras la cámara como Geoge Clooney, Robert Redford y el legendario Clint Eastwood.

11 comentarios:

Yota dijo...


peliculon de los buenos.

Quiero más películas de Ben Affleck Ya... aunque bueno puedo pasar sin su Liga de la Justicia si finalmente se anima a ello XD

Argo fucking you!

Mario Salazar dijo...

Una buena película, entretenida que rememora los thriller políticos de los 70 pero con agilidad, que más que el ritmo lo da todo a la trama, con un Ben Affleck muy bueno en un personaje calmado y racional, con mucho de hollywood en su final, cine comercial de calidad. Saludos.

XAVI dijo...

Curioso, desde que oí sobre la buena acogida de Gone Baby Gone y The Town, pensé que Afflek debía reorientar su carrera de actor a cineasta.

A ver, Daredevil no es que sea excesivamente mala, es que está mal planteada. Como The League Of Extrardinary Gentlemen.

Ramón dijo...

Una de las películas del año. Affleck se consolida definitivamente como narrador cinematográfico con una notable cinta de espías y crítica hacia Hollywood.

Saludos!!

Mike Lee dijo...

Yota: No creo (y espero que no) haga la adaptación de la Liga de la Justicia. En sus trabajos como director hasta el momento Affleck ha demostrado seguir una línea bien definida, la del thriller sin artificios con ciertas dosis de ambigüedad moral, y espero que en sus próximos proyectos siga innovando y sorprendiendo con historias de este tipo. Argo-f@#&-yourself!

Mario Salazar: Estamos de acuerdo, basa su potencial en los personajes humanos y una trama bien llevada, nada de efectos abrumadores.

Xavi: Parece que, de momento, Affleck ha decidido tomarse con calma su faceta de actor y combinarla con la de director. Sí que Daredevil estaba mal planteada, sí, con lo gran personaje que es.

Ramón: ¡Totalmente de acuerdo!

¡Saludos a los cuatro y muchas gracias por comentar!

Néstor Company dijo...

La veo en breve y comentamos!

Meg dijo...

Todavía no la he visto, pero la veré, he leido críticas durillas, y no entiendo muy bien los motivos, me parece muy bueno el planteamiento. Un beso!!

Néstor Company dijo...

Ratificar lo que ya hemos comentado en mi blog. Una película imprescindible, una de las mejores de 2012.

Saludos Mike !!!

Mike Lee dijo...

Meg: Espero que la disfrutes, a mí me ha parecido de lo mejorcito que se ha estrenado este año.

Néstor: Totalmente de acuerdo con lo que escribiste en el gran post que le dedicaste en tu blog. Argo es una gran película capaz de narrar una historia humana recuperando formas clásicas. Affleck ya se ha confirmado como un buen director.

¡Saludos y muchas gracias por comentar!

manipulador de alimentos dijo...

Entretenida, con ritmo, a la vieja usanza, también previsible y superficial, 'Argo' sin embargo es una prueba más del talento narrativo de Affleck. Un buen rato de cine, que es mucho, pero tampoco nada más. Saludos!!!!

Mariana Hernández dijo...

Interesante trama, el director sabe manejarlo y te mantiene en suspenso. Christopher Stanley no tiene muchas escenas pero como actor lo considero muy bueno, desde Mad Men lo ha demostrado