martes, 3 de mayo de 2011

Thor: El nacimiento de un mito


Preocupado por la seguridad de Asgard, el temerario Thor, dios del trueno, emprende un arriesgado viaje al mundo de Jotunheim para enfrentarse a los gigantes de hielo, poniendo en peligro las vidas de sus compañeros de armas y desobedeciendo las órdenes de Odín. Cuando el padre de los dioses se entera, decide despojar a Thor de sus poderes y desterrarle al mundo de Midgard, donde deberá aprender humildad de los humanos que lo habitan.

*Esta reseña puede desvelar detalles de la película.

Desde que comenzó el actual boom por las adaptaciones cinematográficas de cómics, uno de los superhéroes con cuya película se especulaba era Thor, la versión del dios nórdico del trueno de la editorial Marvel. Sin embargo, debido a la complejidad del mundo en el que se mueve el personaje, no fue hasta el rotundo éxito de Iron Man en 2008, la creación de Marvel Studios y el anuncio de la ambiciosa Iniciativa Vengador cuando se puso en marcha la versión cinematográfica de Thor según los patrones marcados por el Vengador dorado. 


Serían los guionistas J. Michael Straczynski (responsable de una aclamada etapa en los cómics del personaje) y Mark Protosevich (Soy Leyenda) los encargados de sentar las bases argumentales sobre las que luego trabajarían el equipo formado por Ashely Miller, Zack Stenz y Don Payne, quienes han conseguido acercar el mundo de Asgard a los espectadores de forma amena en una película con mucho ritmo y respetuosa con el material original.

Muchos fueron los nombres barajados para dirigir semejante empresa, y al final sorprendió la elección del director y actor británico Kenneth Branagh. Famoso tanto por su talento interpretativo como por sus magníficas versiones cinematográficas de obras de William Shakespeare en la década de los 90, Branagh aceptó el encargo con una condición: él ayudaría al estudio con el desarrollo y conflicto de los personajes siempre que le echasen una mano a la hora de enfrentarse a una producción con un presupuesto y medios tan elevados, además de que le enseñasen cómo funcionaba el 3D. De esta forma, Branagh deja de lado los planos sostenidos de sus anteriores trabajos y apuesta por rápidas escenas de acción, barridos aéreos propios de la trilogía de El Señor de los Anillos y homenajes a Excalibur para recrear Asgard, al mismo tiempo que mantiene la influencia shakespeariana en el conflicto paternofilial presente en Thor, propio de Enrique V.


La película comienza con un prólogo brillante en el que se nos presenta el mundo mítico de Asgard haciendo un uso adecuado del 3D. Los guiños a los cómics son constantes (cameos de Stan Lee y el propio JMS incluidos), aunque falten personajes y se simplifique la situación de otros como Donald Blake y Jane Foster. Así, nos encontramos ante una primera hora que sigue el patrón marcado por Iron Man, con la presencia de SHIELD, el agente Coulson, la breve aparición de Ojo de Halcón (Jeremy Renner) y la escena tras los créditos para dar cohesión al Universo Marvel cinematográfico. Sin embargo, el tramo final de Thor se aproxima más al ritmo apresurado y frenético de la segunda parte de las aventuras de Tony Stark, con una acelerada transformación del protagonista. Eso sí, la épica y el entretenimiento no decaen en ningún momento del ajustado metraje, acompañados por la heroica banda sonora de Patrick Doyle, habitual de Branagh que nos trae una composición con tintes de Mucho ruido y pocas nueces.

El reparto fue otro de los aspectos de la película que más quebraderos de cabeza trajo a los estudios. Finalmente se optó por Chris Hemsworth, semidesconocido actor proveniente de la televisión australiana con un pequeño papel en la reciente Star Trek, para dar a Thor el carisma y la presencia necesarios, además de una imponente voz de dios nórdico. El resto del reparto está a la altura, de modo que nos encontramos con unos más que correctos Stellan Skarsgard, Natalie Portman, Clark Gregg y Kat Dennings (Nick & Nora's Infinite Playlist) acompañándole en Midgard y la presencia de Idris Elba (Ladrones) o el legendario Anthony Hopkins en Asgard. Especial mención merece la labor de Tom Hiddleston (amigo y compañero de Branagh en la serie Wallander) como Loki, interpretando al villano con sobriedad y sin caer en el histrionismo que podría propiciar el personaje.


Trasladar el universo de Thor al cine era una empresa sumamente complicada y arriesgada, pero afortunadamente Marvel Studios y el equipo bajo las órdenes de Kenneth Branagh han conseguido ofrecer una película de superhéroes con corazón más que entretenida, todo un espectáculo enmarcado dentro de la cohesionada Iniciativa Vengador.

9 comentarios:

Mario dijo...

Éste superhéroe no lo conosco mucho pero he leído algo de él, que su mitología le da una personalidad propia, la voy a ver al igual que linterna verde y el avispón verde que la tengo ya de tiempo. Sobre Thor vi el inicio pero lo dejé porque mi Dvd se veía oscuro y he optado por verla cuando tenga uno de mejor calidad. Parece divertida y con Branagh de director, como he leído en algunas críticas algo del bardo de Avón tendrá aunque sea en poca cantidad. Un abrazo.

Mario.

Nestor dijo...

Coincido en la apreciación positiva sobre la película. Pronto publicaré también una reseña.

Saludos !!!

Yota dijo...

Una película sensacional. Ahora soy un gran fan de Thor XD

Lo cierto es que el desarrollo de Thor en Midgard debería haber sido algo más fluido, pero bueno el director parece mofarse de este hecho cuando Loki le dice ¿cómo es que cambias tan rápido de idea?

Metalenguaje amigos míos.

The Korinthian dijo...

Sí, sí y sí, Mike.
Buena crónica!

Cotu dijo...

pues ni con tus comentarios me animo a pasar por las salas para verla...

Alis dijo...

Tenía intención de verla pero después de leer tu crítica me parece que le voy a hacer un huequecito antes de la cuenta. Un saludo.

Jenny dijo...

Después de tanta espera finalmente también he podido ir a ver Thor (gracias por tu comentario, por cierto). Aunque he hablado con gente cuyas opiniones son diferentes a la mía, coincido contigo. Me ha encantado esta película!
Un saludo.

Mike Lee dijo...

Mario: Es muy recomendable, espero que la disfrutes.

Néstor: ¡Me alegro de que coincidamos en una película tan esperada!

Yota: Sí, también ha conseguido despertar mi afición por el personaje. Es cierto, se me había pasado esa bromilla sobre la rápida evolución de Thor.

The Korinthian: ¡Muchas gracias!

Cotu: Me da pena que no le puedas dar una oportunidad, seguro que la disfrutarías.

Alis: ¡Genial! ¡Que la disfrutes!

Jenny: De nada, me alegro de que coincidamos.

¡Gracias a todos por vuestros comentarios!

Cotu dijo...

Jeje seguramente la diafrutaré en mi casita... cuando llegue el momento