jueves, 17 de febrero de 2011

The Fighter: Lucha contra las cuerdas

Basada en hechos reales, The Fighter nos cuenta el la lucha por la superación personal de Micky Ward, boxeador de Lowell que llegó a convertirse en campeón mundial de los pesos ligeros, sobreponiéndose a la fuerte influencia que ejercían sobre él su madre y su hermano Dicky Eklund, ex-campeón adicto al crack.

 
En un principio, Darren Aronofsky estaba dispuesto a dirigir esta película tras el éxito de la magnífica The Wrestler, pero cuando se le presentó la posibilidad de encargarse de Black Swan decidió dejar el proyecto del boxeador en manos de David O. Russell, dedicándose él a labores de producción. De este modo, O. Russell filma una historia de superación personal que le ha valido nominaciones a múltiples premios, mezclando técnicas propias del mundo del documental (en las discusiones familiares) o de la televisión (en los combates). Su trabajo, el montaje y una banda sonora repleta de temas de grupos de rock tan emblemáticos como The Rolling Stones, Led Zeppelin, Red Hot Chili Peppers o Aerosmith dan ritmo a esta entretenida película, sin llegar al nivel de ruptura formal planteado por Martin Scorsese en la grandiosa Toro Salvaje.


El empleo de historias de boxeadores como reflejo de la lucha por la superación personal de los personajes es una de las analogías más recurrentes del cine. De hecho, el argumento de The Fighter resultará familiar para los espectadores, pues es muy similar al de la conocida Rocky: un hombre de complicada situación social peleará por su sueño (con la inestimable ayuda de su novia) e intentará convertirse en una leyenda del boxeo.  En el caso de The Fighter, lo más interesante es cómo el protagonista es oprimido por el ambiente (un barrio trabajador deprimido de origen irlandés) y por su familia, especialmente por una madre autoritaria que ejerce de mánager y por la sombra de su hermano, envuelto en una espiral de autodestrucción.



Estos personajes dan a los actores la oportunidad de ofrecernos grandes interpretaciones. Mark Wahlberg puede ser capaz de los personajes más insípidos (El incidente) o de actuaciones más inspiradas cuando está en las manos adecuadas (como en Infiltrados o en el título que hoy nos ocupa). Le acompañan unas espléndidas Amy Adams y Melissa Leo, incluso el verdadero Mickey O'Keefe se interpreta a sí mismo como entrenador de Ward, pero el que más destaca es un consumido Christian Bale con su retrato de Dicky Eklund: un personaje retorcido e irresponsable con su hermano que termina robando las escenas en que aparece. Sencillamente estupendo en su papel.


Puede que lo que cuenta The Fighter nos suene a otras historias ya vistas, pero aun así consigue entretener y mostrarnos el talento de un reparto entregado.
*Aprovecho la ocasión para enlazar el artículo titulado Entre el cine y la televisión, que publiqué en el blog Welcome to the Suck: Choose Life con motivo de su quinto aniversario, en el que hablo de las tendencias de los grandes estudios de cine frente a las producciones para la pequeña pantalla.

6 comentarios:

Angel "Verbal" Kint dijo...

ALgo tópica, aunque se se salva por los actores, todos ellos.

Dialoguista dijo...

A mi me encantó!!! No es una película que destaque demasiado, justamente por lo tópico de lo que se cuenta. Pero yo también destaco esto de los personajes y el entorno, una familia realmente particular, cosa que se ve hasta el final, y que creo es el gran ingrediente y a la vez, el gran protagonista de la cinta.
Bale, excelente; Leo, también. Pero además, los demás "secundarios/terciarios" no dejan de ser sumamente interesantes.
Buenísimo esto que decís de las diferentes técnicas de video, ni había percatado en ello ;D
Saludos!!!

Mario dijo...

A mí me inspiran las historias de superación personal en el cine, cierto que no cuando son empalagosas o son simplistas o cuando mitifican sobremanera al personaje; es ver a un ser humano saliendo adelante, en el caso de los boxeadores generalmenente de la pobreza, claro que indispensablemente con arte, sino seria ver algo no tan elaborado como las secuelas de "Rocky" que se manosea ya mucho la historia perdiendo su encanto primerizo. Mi próxima película a ver es ésta, tendré en cuenta lo del reparto. Un abrazo.

Mario.

Yota dijo...

Desconocia que Arnofosky o como sea estuviese a punto de haber dirigido la película. Eso habría sido glorioso!

Cinemagnific dijo...

Pues a ver si la veo este finde, que está entre las apuntadas.

Mike Lee dijo...

Ángel "Verbal" Kint: Pues sí, me llevé esa impresión.

Dialoguista: Gracias, me alegro de que te haya gustado.

Mario: Espero que te guste esta película, que cumple con lo que mencionas.

Yota: Después de The Wrestler dirigir una película centrada en el boxeo habría sido un poco repetitivo, aunque mejor que lobezno 2...

Cinemagnific: Espero tus impresiones.

¡Saludos a todos y muchas gracias por comentar!