martes, 24 de noviembre de 2009

2012: El mundo llega a su fin


A lo largo de la historia del cine no han sido pocas las películas que han recreado el fin del mundo de las formas más dispares: puede que los alienígenas destruyan todo rastro de civilización como en La Guerra de los Mundos, la humanidad quizá se vea amenazada por un virus que transforma en vampiros o zombis a las personas como en Soy Leyenda o 28 Días Después, un meteorito y otras fuerzas naturales son capaces de barrernos del mapa con facilidad al estilo Deep Impact o El Día de Mañana; y, si conseguimos salvarnos de todo esto, ya nos encargaremos nosotros mismos de exterminarnos unos a otros y provocar un futuro similar al de Mad Max o El Planeta de los simios.

Puede decirse que el director Roland Emmerich se ha especializado en este tipo de catástrofes y alterna películas más aventureras como Stargate o El Patriota con otras puramente apocalípticas: la mencionada El Día de Mañana y la que hoy nos ocupa, 2012. En esta ocasión (y en un tiempo récord, apenas año y medio después del estreno de 10.000), el director alemán une fuerzas con su compositor habitual para escribir un guión que recoja las profecías mayas acerca del fin del mundo en el cada vez más cercano 2012 y sus devastadoras consecuencias, con una leve explicación científica de la situación.

A lo largo de más de dos horas y media, los espectadores somos testigos de la completa destrucción del mundo por terremotos, tsunamis y explosiones de volcanes; cortesía de los asombrosos efectos especiales de 2012, que constituyen el mayor reclamo de esta película y justifican su visionado en una pantalla de cine. A pesar de su duración y la abundancia de tópicos propios del género, la película consigue entretener; sobre todo en los momentos iniciales, llevados con pulso y humor y que dan paso a un final un tanto desinflado, totalmente opuesto al de la recién estrenada Señales del Futuro. Además, y como era de esperar, el filme destila cierto patriotismo que suele acompañar a este tipo de producciones y, por tanto, no desentona.


El reparto de esta catástrofe final para el planeta Tierra cumple con su función y consigue representar a los arquetipos propios de estas películas: a la disfuncional familia protagonista con el solvente John Cusack a la cabeza y Amanda Peet (quien ya coincidió con Cusack en Identidad) se le unen políticos interesados como el que interpreta el secundario de lujo Oliver Platt, científicos preocupados (Chiwetel Ejiofor, todo un American Gangster), presidentes afroamericanos con hijas comprometidas socialmente (Danny Glover y Thandie Newton, ligada a la política desde encarnar a Condoleezza Rice en la fallida W.), lunáticos con más razón que un santo (el siempre sorprendente Woody Harrelson) y muchos otros ricachones que se preocuparán por su futuro y dejarán de lado a la raza humana.

2012 resulta una película entretenida, especialmente por sus abrumadores efectos especiales, aunque un tanto tópica. Respecto al alarmismo que pueda desencadenar, seguramente habrá que dar la razón al mismísimo John Cusack, quien afirmaba en una entrevista reciente que sería bastante extraño que el mundo no terminase dada la importancia que se da hoy en día a la telebasura y otras mentiras de mayor calibre, dejando de lado todo aquello que realmente importa.


Finalmente, me gustaría agradecer la mención del compañero Néstor de El Cine de Hollywood a este humilde blog al entregarnos el Premio Escrito de Oro.

8 comentarios:

Dialoguista dijo...

"topicos" "patriotismo", esas cosas iempre están, pero si al menos entretiene, yo la veré. A decir verdad, me intriga mucho esta peli.
Saludos!!!

Pablo Martinez dijo...

Yo la veré solo para terminar de lapidar a Emmerich, quien cada dia que pasa se gana más mi antipatía con bodrios como los que mencionaste en los primeros párrafos.

Saludos amigo!

Siempre un gusto leerte! te espero comentando en el blog ;)

PM

Pabela dijo...

Bueno, El día después de mañana es entretenida aunque realmente al verla uno siente que se viene la parodia inmediata, así sirguió después la fallida Desaster movie. No obstante reconozco que estos films me pueden, me entretienen y divierten bastante.

Mr. Shhh dijo...

Fin del mundo y John Cusack son suficiente. Es cierto la cantidad de películas sobre el fin de la humanidad que se han hecho y se seguirán haciendo... tendremos que esperar al fin del mundo para ver quien acierta, como se están dadndo las cosas yo me imagino un final parecido a Waterworld (aquella película protagonizada por Kevin Costner).

Saludos!

Yota dijo...

A mi la película si me entretuvo, y tiene un buen elenco, sobreotod los secundarios, el problema es que totalmente abssurda, más incluso de lo normal XD

Y a veces parece que el mundo va a posta contra Cusack y compañía.

Además el scoring es prácticamente inexistente.

videodromo dijo...

Mi estimado Mike Lee, no sabe como me conmoví en la sala al escuchar SPAIN, vamos aquello me llevó a los mejres momentos eurovisivos. Yo rodeado de yankies ansiosos por ver como se destruía el planeta, y yo intentando mantener la compostura. Fuera de bromas, me parece mejor película ´"El dia de mañana", a esta le sobran kilos de metraje vacíos en contenido. reconozco y comparto su opinión de que esto es mejor que Señales del Futuro, pero para hacer eso no faltan muchas luces como se puede ver. Le recomendaría encarecidamente que vea su película "El principio del arca de Noe" film de 1984 del mismo director, bájeselo de la mula. A mi me gustóe n su momento, la vi en el IMAGFIC de aquel año, y me parece mejor película.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Terrible pereza me da esta película madre mía!
creo que no la veré

Mike Lee dijo...

Muchas impresiones ante este filme.

¡Saludos a todos y gracias por comentar!