domingo, 29 de noviembre de 2009

Tras los pasos de Peter Griffin

A estas alturas, la serie Padre de Familia ha cosechado numerosos éxitos en sus más de 100 capítulos, a lo largo de los cuales ha tenido ocasión de hacer gala de los gags más disparatados, irreverentes y ácidos con la sociedad actual, dejándonos unos cuantos momentos memorables. Sin embargo, algunas veces la serie cambia el tono y se adentra en el terreno del mal gusto, donde priman los golpes, vómitos e insultos por encima del ingenio, sobre todo en sus últimas temporadas. Ante esta situación llega próximamente Something, Something, Something, Darkside, la continuación de la adaptación que Peter y compañía nos ofrecieron anteriormente de la saga de Star Wars y que promete tantas carcajadas como la primera parte al mezclar tan mítico universo con las bromas propias de la serie.



Dado el éxito de su creación, Seth McFarlane desarrolló otra serie de animación que seguía el esquema de Padre de Familia, American Dad, en la que tiene oportunidad de despotricar a gusto acerca de asuntos políticos pero que se queda a años luz de las desventuras de la familia de Quahog. Aun así, McFarlane y su equipo han vuelto a la carga y han intentado emular el éxito de los Griffin con The Cleveland Show; en la que el amigo Cleveland Brown decide formar una nueva familia en otra ciudad, encontrándose con un buen número de variopintos personajes. Una serie desenfadada, con algunos momentos divertidos, que sin embargo poco o nada aporta al repetir esquemas ya empleados.



Ante la dureza de los mencionados capítulos de Padre de Familia, el ex-guionista de esta serie Dan Povenmire decidió crear un producto apto para el público infantil que contuviera guiños absurdos y unas cuantas referencias para adultos, naciendo así Phineas y Ferb. En ella nos presenta las disparatadas aventuras de un par de niños con mucha imaginación, siguiendo todos los capítulos una estructura bien definida con bromas recurrentes al mismo tiempo que nos ofrece canciones tan delirantes como esta I ain't got rhythm, al más puro estilo de la Shipoopi que cantara Peter Griffin.

3 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Me encanta Padre de Familia, no me canso de verla y reirme con las genialidadesd que pueblan cada capítulo.
Saludos

Mr. Shhh dijo...

The Cleveland Show? no tenía idea...

Me hizo mucha gracia su encuentro con el "girasol racista"...
Peter: no me gusta que los chicos esten cerca de ese girasol racista que crece en nuestro jardín
Girasol racista: Hey tu! No vengas a pasearte cerca de esta casa
Cleveland: ignorante!

Transcrito no es tan gracioso.
Saludos!

Cotu dijo...

jajaja padre de familia va a cambiar el mundo, pero yo soy de los que se quedó en los simpson estos me aburren un poco la verdad