jueves, 11 de junio de 2009

Patrulla X: A regañadientes con los mutantes

El pasado mes de abril comentábamos el inicio de una nueva etapa para la colección mutante más antigua con motivo de su número 500. El equipo formado por los guionistas Ed Brubaker y Matt Fraction y los dibujantes Greg Land junto al matrimonio Dodson nos cuenta la adaptación de los mutantes a su nueva base de operaciones en San Francisco, pero después de tres números la colección no me acaba de convencer.

De repente, los personajes se encuentran extrañamente alegres en su nuevo entorno, pareciendo haber olvidado lo ocurrido durante los meses anteriores, y tampoco es que la serie se centre en el desarrollo de unos cuantos en concreto (tal vez los que tengan más importancia sean Emma Frost y Cíclope, resultando un tanto repelente el comportamiento de ésta), sino que presenta a unos cuantos personajes que entran y salen de escena según les parece. También llaman la atención los absurdos cuadros de texto que emplean los guionistas para presentar a cada mutante en cuanto aparece con frases como "Emma Frost, supermaciza psíquica" o "La Bestia, belleza bestial". A esto hay que añadir un buen número de situaciones chocantes como que Bestia de pronto diga que puede volver a usar las manos desde su segunda mutación (cuando lleva años haciendo experimentos) para luego aparecer manipulando paneles al estilo Minority Report o que después de que el nuevo Club Fuego Infernal ataque a Hada (quien cumple las funciones de Kitty Pryde y Júbilo hasta el punto de llevarse muy bien con Lobezno) y su amigo nadie se preocupe por si éste se encuentra bien. Todo esto llama bastante la atención al tratarse Fraction y Brubaker, equipo de guionistas que dieron un giro de 180 grados al concepto de Puño de Hierro ofreciendo historias realmente asombrosas que respetaban el pasado del pesonaje y lo adaptaban a los nuevos tiempos.


En cuanto al dibujo, puede decirse que Greg Land provoca reacciones encontradas. Por un lado se agradece un estilo realista para los mutantes, pero por otro en su trabajo se hace notar un abuso de la digitalización, como por ejemplo en los rostros y poses de los personajes (la gran mayoría comparte la misma sonrisa), además de que tan pronto nos ofrece una página vistosa como a la siguiente aparecen viñetas vacías salvo por las figuras de los propios mutantes. Otro asunto que parece ser cíclico en las colecciones de la Patrulla es el recubrir poco a poco los trajes de los protagonistas de "X" y adornos varios: hace un tiempo John Cassaday rediseñó los unformes de los mutantes simplificándolos y dándoles un aspecto más superheroico, y actualmente parece que vuelven los trajes sobrecargados.

Espero que el actual arco argumental sobre el misterio de la Reina Roja y el nuevo Club Fuego Infernal se resuelva de manera convincente y que con la llegada de los Dodson mejore la calidad, pues estos guionistas han demostrado ser capaces de dar mucho más de sí, así que ojalá no desaprovechen la oportunidad que tienen de tratar con unos personajes tan emblemáticos como son los integrantes de la Patrulla X.

5 comentarios:

YOGUR dijo...

Pues ya puedes esperar sentado. Más allá de algún momento puntual y algún número decente en el que las cosas parecen mejorar (pero es apenas un espejismo y coincide generalmente con los capítulos dibujados por Dodson, con lo que casi más hay que achacar esa mejora al dibujante), los próximos números de la Patrulla X (Como estos) son perfectamente olvidables, se quedan en un quiero y no puedo. A mi particularmente los números USA que llevo leídos me parece que tienen alguna trama que promete pero se queda, al menos a día de hoy, en simple promesa.

Saludetes ;p

The Korinthian dijo...

Yo solo me compraré los de Dodson...

Oneyros dijo...

Eso te pasa por ignorarme sistematicamente, leete de una puta vez los de Carey y te vas a enterar de lo que es bueno!!!

Tarquin Winot dijo...

Para comics flácidos y sin interés, acude al "Brand new day" de Spiderman. Eso sí que es cargarse un personaje.

Yota dijo...

A mi la verdad es que me está dejando más frio de lo esperado pues no entiendo este regreso tan camp a los sesenta aunque de manera disimulada. Entre esta serie, X-Men Legado que me parece un coñazo y Astonishing X-Men de la que no espero nada, no ando muy contento con los mutantes.