sábado, 23 de febrero de 2013

Django desencadenado: Érase una vez en el Oeste


En 1858, el Dr. King Schultz, un cazarrecompensas alemán, libera a un esclavo negro conocido como Django para que le ayude a recorrer el Oeste de Estados Unidos, al borde de la Guerra Civil, en busca de forajidos que llevar ante la ley. En agradecimiento, Schultz acompañará a Django a rescatar a su amada Broomhilda de la plantación de Mississippi donde el despiadado terrateniente Calvin Candie la tiene como esclava.

Cada nuevo trabajo del director y guionista Quentin Tarantino se recibe con gran expectación, pues cuenta con casi tantos detractores como admiradores. Su cine, plagado de referencias cinéfilas, muestra una gran influencia de las convenciones formales del spaghetti western, subgénero popularizado por Sergio Leone (El bueno, el feo y el malo) al que Tarantino ha homenajeado en películas como Kill Bill o Malditos Bastardos, por lo que su nuevo trabajo, un western por derecho propio, tenía especial importancia dentro de la carrera de este peculiar director. Si bien me ha convencido más que sus películas más recientes, Death Proof y Malditos Bastardos, Django me ha parecido un filme muy divertido pero también bastante repetitivo dentro del universo de Tarantino que desde luego no llega a altura de sus dos obras maestras, Reservoir Dogs y Pulp Fiction


La trama de Django usa el contexto de la esclavitud en el sur de Estados Unidos como un mero marco en el que ambientar la película, pues, como ya sucedía con la Segunda Guerra Mundial en su anterior trabajo, el rigor histórico brilla por su ausencia y el espíritu crítico se queda en una burla sarcástica que cuenta con momentos bastante divertidos. Durante las casi tres horas de película, acompañaremos a la pareja protagonista mientras "cazan" forajidos en el Oeste y, posteriormente, veremos cómo se ven superados por Calvin Candie en el segundo tramo, desarrollado en la plantación sureña donde la esposa de Django es una esclava. Las convenciones del western pronto se diluyen, sobre todo en la segunda mitad, y nos encontramos ante la ya clásica historia de venganza tarantiniana, con prolongados diálogos entre los personajes que suelen acabar en una rápida explosión de violencia, lo cual termina restando profundidad a la historia.


Eso sí, a pesar de su duración, Django desencadenado consigue entretener en todo momento, funciona mejor que la historia fragmentada de Malditos Bastardos, y entre sus virtudes puede presumir de la fuerza visual de algunas de sus secuencias, de una buena fotografía y de la siempre curiosa selección musical del amigo Quentin, que incluye canciones muy apropiadas para la ocasión como I Got a Name Trinity (no tanto las canciones de rap, que no pegan demasiado con las imágenes que acompañan) y homenajes a Ennio Morricone y los temas que compuso para Dos mulas y una mujer, el clásico de Don Siegel protagonizado por Clint Eastwood y Shirley MacLaine. Sin embargo, varios elementos, posiblemente en busca de lo cool y lo retro, rompen con la atmósfera de western polvoriento y repercuten en el acabado final, de una ambientación un tanto descompensada.


Al frente del reparto tenemos a Jamie Foxx, correcto sin más dando vida al personaje del título. Los que roban escenas son los secundarios, entre los que se encuentra Christoph Waltz con un personaje similar al que interpretó en Malditos Bastardos, dando vida a un cazarrecompensas parlanchín y carismático. Una de las mejores sorpresas del filme viene con los personajes que interpretan Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson (toda una alegría verle trabajar de nuevo con Tarantino) como Calvin Candie y su criado, pues ambos han hecho un gran trabajo a la hora de construir a dos personajes crueles que llenan la pantalla en cada aparición. Kerry Washinton no aporta nada como Broomhilda, una simple damisela en apuros, pero para compensar destacan también los cameos de Franco Nero (el Django original), Don Johnson, Jonah Hill y de habituales de Tarantino como Zoe Bell, Tom Savini, Michael Parks o el propio Quentin, todos ellos muy divertidos.


Aunque prefiero la recuperación del western más clásico que proponen películas recientes como Valor de ley o El tren de las 3:10, Django desencadenado consigue entretener en todo momento, cuenta con grandes secundarios y destila el sello personal de un cineasta tan peculiar como Quentin Tarantino.

12 comentarios:

Néstor Company dijo...

Muy interesante la crítica Mike!
Estoy en la línea de lo que apuntas en cuanto a la mejora respecto a Malditos Bastardos. Sin embargo, le aprecio muy buenos valores al film salvo la sucesión de situaciones que suceden en la nieve antes de que Schultz y Django emprendan camino hacia Candyland.
Aunque, por otra parte, secundo totalmente que la cumbre del cine de Tarantino son sus dos primeros films. Y eso que parecía algo bastante unánime no lo estanto puesto que hace unos días asistí a un seminario en el que el ponente defendia Jackie Brown como el mejor film de QT. Oí una serie de comentarios negativos sobre Pulp Fiction que nunca creí posibles.

Saludos!

XAVI dijo...

Buenas MIKE, la verdad es que es divertida, con su ambientación, personajes y diálogos "Marca de la Casa".

Pero, creo que tienes razón, las últimas obras de Mr. Tarantino quedan muy lejos de PULP FICTION o RESERVOIR DOGS (mi favorita).

En cuanto a personajes, sin duda me quedo con el Dr. King Schultz.

Se establece una curiosa relación entre Django y él, casi más de maestro/alumno que de socios.

Por cierto, Néstor, ¿podrías reproducir esos "comentarios"?

Saludos MIKE!

Meg dijo...

Me encantó, tanto que no tengo tan claro que no se pueda comparar a sus obras maestras. Me alegro de que en general la hayas disfrutado.

A ver quá pasa esta noche!! :-)

Juan Roures dijo...

Muy buen comentario! A mí esta película me ha sorprendido muy grátamente y ya es mi favorita de Tarantino junto a Pulp Fiction y Kill Bill. A ver qué suerte tiene esta noche en los Oscar; por cierto, ¿los verás?. Un saludo :)

Cotu dijo...

No me parece muy justo que la compares con un western típico porque para nada lo es

Mike Lee dijo...

Néstor Company: Gracias, me alegro de que coincidamos. ¿Jackie Brown? Es de las que menos me ha gustado, ¿y qué decían de Pulp Fiction?

Xavi: Sí, el estilo del director se hace notar a lo largo de toda la película, en la que los secundarios brillan más que el propio Django.

Meg: ¡Gracias! Tiene muchas posibilidades de hacerse con más de un Oscar.

Juan Roures: Me alegro de que te gustara. Espero poder ver hoy los Oscar, luego los comentamos ;)

Cotu: No, no es un western clásico, y en parte por eso prefiero otras películas a ésta, aunque sí que me ha parecido divertida.

¡Gracias por comentar! ¡Saludos!

XAVI dijo...

Pues mira, MIKE, Óscar para Christoph Waltz!

Yota dijo...


Eso iba a comentar, dos oscars para la película, sigo pensando en que es la mejor de Tarantino después de Pulp Fiction

León dijo...

Pues aquí discrepamos. Aunque me gusta "reservoir dogs", "pulp fiction" me parece sobrevaloradísima. Me quedo más con sus acercamientos al cine de genero (quitando "Death Proof") que han sacado, para mí, lo mejor de él. Tienes razón que la película tiene más fluidez narrativa que "Malditos bastardos", lo que es un avance, ya que era uno de los fallos de esa película. En lo que no coincido es en lo que comentas sobre la ambientación de la película: si en el anterior film era más anecdótica que otra cosa, en esta caso condiciona del todo la película y hace un uso de la violencia (las torturas, la pelea de mandingos) totalmente alejado de su violencia paródica y que escuece ver.
Si te interesa leer nuestra entrada:
http://lagatacongafas.blogspot.com.es/2013/02/el-esclavo-cool.html
Saludos

Mike Lee dijo...

Xavi & Yota: Exacto, se ha llevado dos Oscars, y merecidos en sus categorías. Eso sí, Yota, sigo pensando que las mejores de Quentin son Reservoir Dogs y Pulp Fiction.

León: Coincidimos a grandes rasgos, aunque no del todo en el tema de la ambientación. Lo que me molestó en este aspecto es que no la aprovecha para explorar el tema de la esclavitud en el sur o la violencia en el Oeste más allá de los clichés característicos de su estilo.

¡Gracias por comentar! ¡Saludos!

Néstor Company dijo...

Pues se dijo que Tarantino se gusta mucho en Pulp Fiction y que está llena de elementos para impactar. Como si le faltara estructura y todo fueran una serie de situaciones chistosas para quedar bien, vamos...
Defendía que Jackie Brown es una obra más madura y consistente. En fin, que hay criterios para todos los gustos...

jesus (of suburbia) dijo...

Para mí, el problema de la duración no es que se me hiciera larga, que no se me hizo, sino que era imposible mantener el nivel durante casi 3 horas. Hay momentos brillantes, de lo mejor de su carrera, pero hay otros momentos más de bajón. Aún así, gran peli. Curioso que le hayan dado el oscar a mejor guión cuando para mí lo mejor de la peli es la dirección.