martes, 25 de octubre de 2011

Ubik, de Philip K. Dick

En 1992, Glen Runciter dirige la mayor empresa de inerciales, personas con poderes psíquicos capaces de inutilizar las habilidades telepáticas y precognitivas de los espías que trabajan en compañías rivales. Cuando una misteriosa mujer contrata sus servicios en la Luna, Runciter sabe que está a punto de enfrentarse al mayor telépata de la Tierra, por lo que reúne a su equipo de inerciales al completo, incluyendo al técnico Joe Chip. Al llegar a su destino, no tardan en descubrir que les han tendido una trampa y, acto seguido, la explosión de una bomba termina con la vida de Runciter. En su regreso a la Tierra, Joe Chip y el resto de inerciales intentan descubrir quién está detrás de lo sucedido, al mismo tiempo que una serie de fenómenos paranormales amenaza su existencia. La respuesta parece encontrarse en el enigmático aerosol conocido como Ubik.

Con este atípico argumento, Ubik destaca como una novela clave en la producción de Philip K. Dick a la vez que explora temas constantes en la obra del conocido autor de ciencia ficción. En sus páginas, Ubik nos plantea una historia intrigante, inquietante y sumamente angustiosa que hará que los lectores se sientan desconcertados y sufran con los personajes. Además, Ubik aborda una de las cuestiones fundamentales de los textos de Dick: la imposibilidad de distinguir entre la realidad y la ficción, sueños y apariencias, bebiendo de ideas filosóficas que aumentarán la incertidumbre de los lectores hasta el mismísimo final de la novela, revelador y oscuro por igual. Otros de los rasgos característicos de Dick que aparecen en la novela son el futuro distópico gobernado por empresas multinacionales en las que trabajan los protagonistas; y la presencia de una deidad de cualidades y naturaleza incomprensibles que de algún modo rige las vidas de los humanos, como sucede en este caso con el aerosol Ubik, o con Wilbur Mercer en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? y con el Departamento de Ajustes en Equipo de ajuste.

Absorbente, perturbadora y sombría, Ubik se alza por su profundidad  y complejidad no sólo como una de las novelas indispensables dentro de la obra de Philip K. Dick, sino de la ciencia ficción.

4 comentarios:

The Korinthian dijo...

Más que sombría yo diría que inquietante.
Muy buena lectura.

Un saludo!

Yota dijo...

Me gustó mucho, la leí hará unos doce años y todavía recuerdo la parte final. Uff.

Mario dijo...

Philip K. Dick me parece un gran escritor, tengo la novela que describes, y leyéndote me ha venido nuevamente las ganas de leerlo ya que lo tenía olvidado desde que lo adquirí por tener lecturas pendientes. No hay nada como la mirada alucinada de éste autor. Saludos.

Mario.

Mike Lee dijo...

Te Korinthian: Los dos adjetivos la describen muy bien ;) Una gran lectura, sin duda.

Yota: Impresiona mucho, no sólo cómo está construida la novela, sino también el final que mencionas.

Mario: Si te gusta Philip K. Dick, te recomiendo que te acerques a esta novela en cuanto puedas.

¡Saludos y gracias por comentar!