sábado, 4 de octubre de 2014

Ronda de reseñas: De inmigrantes, conductores y momentos de una vida

Comienza el último trimestre de 2014 y llega la época del año en que se estrenan buena parte de las películas más interesantes y distinguidas. Mientras esperamos con ganas el regreso de grandes cineastas con títulos como Perdida, Inherent Vice y Foxcatcher, hoy traemos tres películas bastante recomendables, cada una en su género.


The Immigrant llegó a las carteleras con una distribución irregular y un título tan vacuo como El sueño de Ellis. Estamos ante el nuevo trabajo de James Gray, interesante director estadounidense que escribe y dirige sus propios proyectos. En su breve carrera, Gray nos ha dejado pequeñas joyas marcadas por tensas relaciones familiares, las consecuencias del crimen, y los triángulos amorosos, además de por un estilo clásico y honesto que hemos disfrutado en La otra cara del crimen (The Yards), Two Lovers, y la que posiblemente sea su obra maestra, La noche es nuestra. En su nuevo trabajo, Gray narra la llegada de Ewa, una inmigrante polaca, a la Nueva York de los años 20, donde es repudiada por su familia y se ve obligada a vivir en las calles. Allí es extorsionada por Bruno, que la obliga a trabajar de prostituta si quiere volver a ver a su hermana, enferma de tuberculosis. La película resulta entretenida y destaca por su ambientación y la sordidez de los ambientes que retrata. La duración resulta algo excesiva, restándole contundencia a una historia en la que están presentes las tres constantes del cine de Gray; y se salva por la labor de dos granes actores: una sufrida Marion Cotillard y el habitual del director, Joaquín Phoenix, recuperado como gran intérprete gracias a este papel y al de la reciente Her. Les acompaña un correcto Jeremy Renner, cuyo personaje secundario no se luce tanto como sí hacía en The Town.


Vamos ahora con otro de los actores más destacados de la generación de Joaquín Phoenix. Nos referimos a Tom Hardy, intérprete británico que comenzó con un breve papel en la monumental serie Hermanos de sangre y que Christopher Nolan descubrió al gran público en Origen. Desde entonces ha alternado papeles en películas tan irregulares como Esto es la guerra o El caballero oscuro: La leyenda renace con su trabajo en pequeñas grandes películas que van afianzando su entrega interpretativa, como El topo y Warrior. Hardy regresa con fuerzas en 2014 con Locke, película escrita y dirigida por Steven Knight, guionista de la serie mafiosa británica Peaky Binders. La película cuenta con escasos recursos y narra, en tiempo real, el viaje en coche de un ingeniero a Londres. Gracias a las conversaciones que mantiene por el manos libres, descubriremos el motivo de su viaje, su pasado y las decisiones que le han llevado a cambiar el rumbo de su vida. Locke se alza como un ejercicio de estilo similar a Buried, una película de 90 minutos que mantiene el interés en un único personaje encerrado en un coche mientras emprende un viaje emocional. Un vehículo de lucimiento para Tom Hardy que le consagra como gran actor.


Si hablamos de viajes emocionales, no podemos pasar por alto Boyhood, una de las sorpresas del año. Se trata de la nueva obra de Richard Linklater, uno de los cineastas más influyentes que rondan el panorama independiente norteamericano (junto a Steven Soderbergh). Su carrera de dos décadas muestra una filmografía ecléctica e inquieta, en la que destacan la trilogía de Antes de... y clásicos generacionales como Dazed and Confused y Escuela de Rock. Linklater también es conocido por sus colaboraciones con compañeros tejanos como Ethan Hawke y el renacido Matthew McConaughey. En 2014 ha estrenado Boyhood, largometraje de tres horas que cuenta pinceladas de la vida de Mason desde los seis años hasta que es mayor de edad. Supone así un relato universal al mostrar momentos duros y claves en la vida de una persona, y también al combinarlos con maestría con las particularidades de crecer en el estado de Texas durante los últimos 12 años. En este aspecto destaca, por ejemplo, la cuidada selección de temas musicales en la película. El mérito de Boyhood es todavía mayor al haber sido rodada en tiempo real: mientras trabajaba en otros proyectos, cada año Linklater se reunía con el equipo de la película para rodar breves fragmentos, de modo que el paso del tiempo es todavía más realista. En el elenco sorprende la naturalidad de los debutantes Ellar Coltrane y Lorelei Linklater (hija del director), una recuperada Patricia Arquette y sobre todo el buen hacer de Ethan Hawke, que brilla cada vez que aparece en pantalla. Sin duda estamos ante una de las películas del año.
Ficha de la película.

Y a vosotros, ¿qué películas os han sorprendido gratamente?

6 comentarios:

Éowyn dijo...

Hola Mike,

Estupenda entrada. El sueño de Ellis, tengo muchas ganas de verla desde que vi el trailer, pero por una serie de circunstancias, no he podido verla todavía.

"Locke", tengo que verla. No sólo porque me guste la trama, es por ver que tal es Tom Hardy. Ya que va a ser Max, en la nueva entrega de "Mad Max". Y me queda por ver también "La Entrega".

"Boyhood", me gustaría verla. Espero poder ir al cine antes de la quiten.

Una de las películas que me ha sorprendo muy gratamente, ha sido "Mud". Impresionante, maravillosa, increíble... Con Matthew McConaughey, que está inmeso. Una joyica de filme que todo buen cinéfilo creo que no debería perderse.

¡Saludos!



Yota dijo...

Me apunto Locke, para darle prioridad que se que está por mi disco duro en algún sitio... se estrenó hace un año en usa y aquí llega ahora. Ejem.

Sobre Boyhood ya sabes lo que opino del Justin Beaver, pero la peli es cojonuda eso sí.

Un saludo colega!

Juan Roures dijo...

Aún no he visto las otras dos, pero 'Boyhood' es sin duda una de las joyas, no sólo del año, sino de la historia del cine. También me han sorprendido positivamente 'Silent heart', 'Une nouvelle amie', 'La princesa Kaguya', 'Relatos salvajes' y 'Winter sleep', aunque por ahora no están estrenadas (las vi en San Sebastián). Un saludo.

Nestor Company dijo...

Interesantísimas reseñas. Desconocía el film de Joaquin Phoenix y Marion Cotillard. En cuanto a Boyhood, debo verla. La lucha contra el reloj es brutal. Hay que sacar tiempo de donde no lo hay.

Un abrazo!

Tarquin Winot dijo...

La de Hardy y la de Linklaker están en mi lista. Tengo que encontrar hueco para las herederas y pasarme por un cine para darlas matarile. ¿Sorpresa del año? "New World". Hablo de ella hoy en el ladrillo. Creo que podría entusiasmarte. Acércate y no te la pierdas.

Mike Lee dijo...

Éowyn: Te recomiendo las tres, seguro que te gustan. Mud es una gozada, una gran película.

Yota: Locke tiene fecha de producción de 2013, y desde entonces lleva deambulando por varios festivales. En EEUU tuvo un estreno limitado en primavera, y aquí hemos tenido suerte de que milagrosamente llegara a los cines.

Juan Roures: Boyhood es toda una experiencia, sin duda. De las que mencionas, espero con ganas La princesa Kaguya.

Néstor: Exacto, además ahora que se pone interesante la cartelera, el tiempo apremia.

Tarquin Winot: Me la apunto, ya veo que hablas muy bien de ella ;)

¡Muchas gracias a los cinco por comentar! ¡Saludos!