sábado, 29 de mayo de 2010

Perdidos: El comienzo de una era

Por mucho que cueste creerlo, Perdidos ha llegado a su fin. Seis años después de su sorprendente estreno, es la hora de despedirse de la Isla, sus habitantes y náufragos, aquellos con los que hemos recorrido un largo camino que ha traspasado las barreras de la ficción televisiva.



Detrás de la serie se encuentran J. J. Abrams, Jeffrey Lieber, Damon Lindelof y Carlton Cuse con sus planteamientos y desarrollos inquietantes (siendo los dos últimos los más vinculados a las temporadas finales), la eficaz dirección de Jack Bender y la extraordinaria banda sonora de Michael Giacchino; gracias a su contribución y la de muchos otros hemos podido disfrutar de una serie única y presenciar su impactante conclusión, que ha supuesto todo un homenaje a los años transcurridos además de un punto final memorable.

Desde sus comienzos, Perdidos ha supuesto una renovación técnica y temática en el mundo de las series de televisión. En el primer campo se ha aproximado notablemente al mundo del cine con altos presupuestos, grandes medios a su disposición y una cuidada puesta en escena, además de romper la linealidad narrativa de tres formas distintas (flashbacks, flashforwards y por último flashsideways), resultando una propuesta realmente arriesgada que ha propiciado el arranque de series de formato similar como Prison Break, Héroes o Fringe (sin llegar ninguna de ellas a su nivel).



En cuanto a temática, han sido varios los géneros tocados por la serie gracias a su mencionada estructura (de la supervivencia de los náufragos a dramas policíacos, pasando por referencias mitológicas), estando siempre presente una lucha dialéctica entre dos fuerzas opuestas reflejada en diversos ámbitos: el colectivo frente a los otros, fe contra ciencia, pasado y futuro, crimen y redención, el bien contra el mal y, en última instancia, la vida y la muerte.

También hay que considerar el fenómeno social que ha supuesto. Con las crecientes intrigas y el misticismo que abunda en la serie, millones de seguidores de medio mundo se han volcado a compartir sus opiniones, hipótesis y teorías en Internet, plataforma fundamental para su difusión que ha propiciado su rápido intercambio junto a la elaboración de subtítulos por los propios fans (en muchas ocasiones de mayor calidad que los proporcionados por las cadenas oficiales) y que ha conducido al estreno simultáneo de su último episodio en un buen número de países, algo sin precedentes.


No son pocos los seguidores en desacuerdo con la última temporada en general, a la que acusan de no contestar las preguntas planteadas a lo largo de la serie. Sinceramente, en ningún momento de las temporadas anteriores se había respondido nada a las claras, por lo que ahora no iban a cambiar de parecer. Además, parte del éxito de la serie reside en su capacidad de sugerir en lugar de mostrar, dando a los espectadores un papel activo a la hora de involucrarse con la historia y elaborar su propia interpretación.

Aun así, esta entrega final nos ha dejado con nuevos grandes momentos (la secuencia del aterrizaje en LA del primer episodio, el suceso del submarino o la parte final cíclica) y con el desarrollo de personajes únicos con los que identificarnos, entre los que me gustaría destacar la progresiva evolución de Jack en las últimas temporadas y el contraste de John Locke, magistralmente interpretado por el actor Terry O'Quinn.



Ha llegado la hora de pararse a pensar en el viaje, de reencontrarnos con los personajes, de recordar los momentos que nos marcaron y también de despedirse. Hasta siempre, Perdidos.

13 comentarios:

Pabela dijo...

A mí salvo por Twin Peaks en su momento ninguna serie me había enganchado tanto y causado tanto fanatismo como LOST. Es algo estupendo esto que despertó con sus discusiones, teorías y demás. Si bien yo soy una de las que critica la 6ta temporada en general y mucho más aun su final (y no tanto por los enigmas sino por su desarrollo traido de los pelos) es una genialidad que guardaré por años. Es una serie digna de coleccionarse y es difícil aun cuando haya terminado no seguir hablando y disertando sobre ella!

Lucy dijo...

Gracias por hacer el artículo, Mike!
Dios dios dios dios a mí también me gustó mucho el final, con el ojo mítico de Jack.... Lloré muchísimo, fue muy emotivo, sobre todo en el parto de Claire. Y el esperadísimo beso de Jack y Kate, rememorando su primer momento mítico (cuenta hasta 5 y ve a por hilo). Mañana lo volveré a ver, sin lugar a dudas, es la mejor serie de la historia (L).

Aza dijo...

Muy buen artículo.
Como bien dices, la mitologia y misterios de la serie han sido resueltos con anterioridad y otros han quedado a la interpretación, peor en lineas generales hasta la 5ª temporada muchas cosas quedaron resueltas.

Y en la última, bien es cierto que han aparecido nuevas incógnitas pero estas han resuelto otras dudas que teníamos (que es el humo, Jacob y su hermano, el poder de la Isla,...) y la gran incógnita de esta temporada que era saber si se habia creado una realidad alternativa queda resuelta al final de una manera brillante.

El principio y final de los personajes nos lo dejan muy claro, el principio y final de la Isla no tanto pero es un escenario que eso si, nos ha tenido enganchados, pero vamos, salvo algunos errores creo que queda claro que es un lugar especial que perfectamente podría ser la Atlántida

La serie yo la resumiría en Jack. Su evolución desde un hombre de ciencia a un hombre de Fe, el resto de personajes son los que le han ido modelando, incluido el propio Locke

agente graves dijo...

Aza, yo sigo sin saber qué es el humo negro. Si eres capaz de explicármelo, te lo agradecería, porque aunque se vea como se convierte en ello, no le dan ninguna explicación realmente.

Nestor dijo...

Una serie para la historia, que seguirá siendo admirada y reverenciada por generaciones venderas.

Cotu dijo...

la verdad es que esto pasa con casi todas las series de ahora, plantean dudas pero estas nunca se resuelven. Quizás por eso mueren sin gloria.

La verdad es que nunca he visto ni un sólo capítulo de perdidos pero ha desatado tanta locura que me planteo empezar la maratón!!

Lucy dijo...

Por cierto Mike, he visto tu dibujo en el tercer libro de Pardillos, que ya me lo he comprado. Eres un crack! =)

Emily dijo...

Hola Miguel!

Ya veo que estás muy deprimido por lo de Lost! xD
En fin, nos seguimos :).

Mike Lee dijo...

Muchas gracias a todos por comentar y permitirme compartir con vosotros mis impresiones acerca del punto final de una serie única.

¡Saludos!

videodromo dijo...

Coincido contigo que el final ha estado a la altura de la serie, a mi personalmente me gustó mucho, pero has de reconocer que han tenido seis años para resolver las incognitas, han pasado o no han sabido resolverlas. Además, los guionistas se molestaban en dar descripciones psicológicas de los personajes a través de los flasbacks, pero de Farady, La peliroja y el hijo de Chang para que explicar su pasado. Bueno eso por no hablar de porqué los números eran chungos, eso nunca se resolvió.

Mike Lee dijo...

Sí, tiempo han tenido, pero como he comentado creo que han optado por no resolver nada a las claras y dar pequeñas pistas que permitan a los espectadores sacar sus propias conclusiones.

¡Saludos y gracias por comentar!

mge dijo...

La clave de lo que debemos hacer con Lost está en las palabras que Christian le dirige a Jack en los últimos minutos del capítulo final.

A mi me ha gustado mucho el final y dudo que otra serie acapare mi atención de la misma manera que esta.

Saludo!

Mike Lee dijo...

Muchas gracias por la pista, la verdad es que del discurso final se pueden extraer múltiples lecturas y me alegro de que te convenciese el último capítulo tanto como a mí.

¡Saludos!